Menú
CENTROS NAVIDAD

4 centros de Navidad originales: ¿cómo decorar la mesa?

En la Navidad hay muchos elementos que cobran importancia, uno de ellos es el centro de la mesa, ya que en estos días reunirás a toda la familia para comer o cenar. Es muy importante saber acertar con los detalles y sorprender a los invitados.

La Navidad tiene multitud de momentos que se concentrar alrededor de la mesa, ya sean comidas, cenas o sobremesas. Familia y amigos nos reunimos varios días no sólo en nuestra casa, sino también en restaurantes en las típicas cenas de Navidad. Sea donde sea la reunión, si hay algo típico de estas fechas son los centros de mesa navideños. Podemos comprarlos en cualquier tienda de decoración o podemos seguir nuestro instinto para decorar nuestro centro de mesa. Si ésta es tu opción, aquí te dejamos algunas opciones que puedes ayudar para decorar tu mesa para esta Navidad.

Centro flor de pascua

En primer lugar vamos a utilizar esta flor tan navideña para realizar un centro de mesa.

1.Tendremos que preparar dos botes transparentes, uno más grande que el otro para que entren uno en el otro. No pueden ser muy altos, ya que la flor irá dentro y no deberán molestar a las personas que se sienten a la mesa.

2.Mete el bote pequeño dentro del grande y utiliza piedras para rellenar el espacio que quede entre los dos botes. Utiliza piedras grises, blancas o rojas, ya que serán las que mejor combinen con el rojo de las hojas de la flor de pascua.

3.Por último, introduce la planta en el bote interior y utiliza pequeños ramilletes para decorar nuestra flor y hacerla más completa. Colócala como más te guste y ya tienes tu centro de mesa terminado.

Escoger un centro con flor de pascua es tradicional y fácil de realizarEscoger un centro con flor de pascua es tradicional y fácil de realizar

Centro de mesa vintage

Este centro de mesa le da un toque vintage a tu decoración y está especialmente indicado para mesas rectangulares, ya que ocupa el largo del centro de la mesa que vamos a decorar para Navidad.

1.Sitúa en el centro de la mesa un soporte para velas del color que más acorde vaya con el tipo de decoración que vamos a realizar. Para nuestro centro de mesa, lo mejor será utilizar un color que pueda camuflarse fácilmente. Por ello, los colores más indicados serán el cobre o marrón.

2.Una vez colocados los soportes de las velas, toca decorar la base. Para ellos utilizaremos una imitación de palos y pequeñas piñas que rodeen y camuflen la base de las velas. En muchos centros de mesa de este tipo, se utilizan los lazos para los laterales, en el caso de nuestro centro optaremos por el color rojo o dorado.

3.Por último tocará colocar las velas y encenderlas. Al igual que los lazos, éstas serán rojas o doradas. Utilizaremos las velas rojas cuando queramos que éstas destaquen en nuestro centro de mesa. En cambio, elegiremos las doradas en el caso de que queramos decorar nuestro centro de mesa de una manera homogénea.

Centro de mesa imitación árbol de Navidad

Éste es uno de los centros de mesa más fáciles de hacer. Además, si los hacemos en un tamaño no muy grande podremos hacer más de uno y repartirlos a lo largo de la mesa, ya que su espacio no será un impedimento para su colocación.

1.En primer lugar tendremos que escoger el color de la vela que vamos a poner en el centro. Normalmente se escogen rojas o doradas siguiendo la tradición, pero últimamente el blanco va ganando terreno. El empleo de este color le da a nuestro centro de mesa un toque invernal, aunque habrá de tener cuidado de que destaque por encima del color del mantel que empleemos.

Hay muchos que apuestan por un centro basado en un árbol de Navidad, sencillo e idealHay muchos que apuestan por un centro basado en un árbol de Navidad, sencillo e ideal

2.Una vez colocada la vela, tocará preparar la base. Al igual que si de un árbol de Navidad se tratara, utilizaremos guirnaldas. En este caso han de ser verdes para dar un aspecto de hojas de árbol. Pueden ser totalmente verdes o con partes blancas que simulen al invierno, eso será a tu plena elección. También es posible utilizar guirnaldas que tengan luces.

3.El toque final, como en el caso del árbol de Navidad, son los adornos. Estos han de ser pequeños, ya que se trata de un centro de mesa. Podremos utilizar pequeñas bolas, lazos o todo aquello que se nos ocurra. Un detalla original es que cada comensal escriban un mensaje en un papel pequeño y lo introduzca en la guirnalda.

Centro de mesa simulación de un belén

Si hay algo característico en España aparte del árbol de Navidad en lo que a decoración se refiere, es el belén, por ello también podemos trasladarlo a nuestra mesa para que esté presente en nuestras celebraciones.

1.Escoge las figuras que vas a colocar en tu belén. Hay varias opciones, ya que puedes escoger colocar el nacimiento entero o únicamente el Niño Jesús.

La simulación de un centro de mesa como un belén es una idea muy socorridaLa simulación de un centro de mesa como un belén es una idea muy socorrida

2.Una vez escogidas las figuras, deberás poner una base sobre las que colocarlas en el caso de que sean figuras aisladas. Un truco es poner una bandeja dorada a la que pegar las figuras ya que puede disimularse con guirnaldas, que será el último paso a llevar a cabo.

Detalles a tener en cuenta en los centros de mesa

-Saber qué colores vas a utilizar. Has de organizar bien las tonalidades que vas a querer utilizar para que todos los componentes de tu centro de mesa tengan una relación cromática que combine.

-Tener en cuenta el color del mantel y la vajilla. Si queremos que nuestra mesa quede lo mayor combinada posible, no podemos dejar al azar ningún detalle como éste. Han de casar perfectamente para que la diferencia de colores no desentone y estropee nuestra decoración.

-Sigue una línea temática. A la hora de escoger los elementos con los que decorar nuestro centro de mesa, habrá que tener cuidado de que tengan relación entre ellos y que no resulten chocantes. La mayoría de las veces suelen emplearse elementos invernales.

-Tener cuidado de no molestar a los comensales. Muchas veces nos dejamos llevar por el aspecto estético y nos olvidamos de que es un centro de mesa a la que se sentarán personas a comer y conversar. Si ocupa más espacio del necesario o tiene una altura que dificulta la visión, será una molestia.

Artículos recomendados

Comentarios