Menú
Aves de Navidad: Pularda al horno
Aves de Navidad: Pularda al horno

Aves de Navidad: Pularda al horno

Si aún no sabes qué plato principal cocinar estas fiestas, puedes sorprender a todos tus invitados con esta completa y elaborada receta de pularda al horno con la que triunfarás en tus cenas de estas Navidades.

Tipo

Aves

Tiempo

90 minutos

Porciones

6 Personas

Dificultad

Media

Ingredientes para 6 personas

-Una Pularda de 2.5 kilos

-4 ajos

-20 g. de mantequilla

-4 manzanas gala

-Una granada madura

-Un vaso de aceite de oliva

-Dos vasos de agua mineral

-Una botella de vino de Jerez

-Un vaso de coñac

-Una pizca de sal

La granada aportará un refrescante toque de sabor a tu platoLa granada aportará un refrescante toque de sabor a tu plato

Esta Navidad seguramente te apetezca lucirte en la cocina preparando una de las recetas más tradicionales. Si no quieres arriesgarte con una receta con lechón, un cordero o un gran pavo puedes apostar por la pularda en la cocina esta Navidad, una gallina que al estar castrada tiene una carne muy diferente, rica en grasa infiltrada en la musculatura ideal para ser cocinada al horno. Es un tipo de gallina que no pone huevos, por lo que no gasta energía en este proceso y se limita a vivir normalmente en la oscuridad, de modo que engorda más deprisa y eso hace que sea su carne sea más jugosa.

Compraremos la pularda entera, ya que nos quedará mucho mejor para su preparación y la limpiaremos bien cuando lleguemos a casa. Es preferible que el carnicero nos la vacíe para poder así rellenarla nosotros sin problemas de que se nos rompa en casa. Encenderemos el horno y lo dejaremos que se vaya calentando a 180 grados en ventilación mientras vamos preparando la pularda.

Una vez tengas la pularda bien limpia, tanto por dentro como por fuera, empezaremos por ponerle una pizca de sal dentro y fuera y extenderla bien con nuestras manos. A continuación nos pondremos un cuadradito de mantequilla en una mano y la frotaremos bien con la otra para poder aplicarla con un leve masaje tanto por fuera como por dentro de la pularda. De este modo la haremos mucho más tierna y sabrosa. Finalmente forraremos la bandeja del horno con papel de plata y colocaremos la pularda en medio. Le echaremos un fino chorrito de aceite de oliva por encima y también en su interior. La meteremos entonces dentro del horno mientras preparamos el relleno vigilando que no se nos queme.

Triunfa preparando una jugosa pularda al hornoTriunfa preparando una jugosa pularda al horno

En el caso de que tu horno tenga más potencia, baja la temperatura, ya que la pularda tiene que hornearse poquito a poco para que no quede cruda por dentro, ni demasiado seca. Lavaremos bien las manzanas, las pelaremos y las cortaremos a taquitos. En una fuente junto a los trozos de manzana pondremos las pepitas limpias de la granada y les añadiremos el vaso de coñac, un taquito de mantequilla, 50 mililitros de vino de Jerez y el vaso de agua mineral. Pelaremos los ajos y los pondremos enteros dentro de la mezcla que iremos aplicando encima de la pularda poco a poco en un intervalo de 20 minutos. Es decir, tendremos que abrir el horno, poner un poco del relleno dentro de la pularda y por encima, cerrarlo y esperar 20 minutos, hasta que veamos que la carne está bien cocida y no se nos está quemando la decoración.

Si queremos que el plato sea más tradicional colocaremos la pularda en un recipiente de cerámica y lo adornaremos con romero y media magrana o una manzana entera. Sin embargo, si queremos ser un poquito más originales la pondremos en una fuente más moderna decorada con estos mismos ingredientes o la llevaremos directamente del cazo para servirla en la mesa. Cuando preparemos el plato para cada uno de los invitados, cortaremos el trozo que le pertenece a cada uno, se lo pondremos en el plato y lo decoraremos con el relleno de dentro y fuera de la pularda.

Consejos

Ten paciencia

Este es un plato que requiere técnica y paciencia y es muy probable que no salga perfecto la primera vez que se cocine. Requiere también experiencia, por lo que puedes practicar tantas veces como te sea necesario para conseguir que te quede tierna y deliciosa. No obstante, también debes tener en cuenta que todos los hornos son diferentes y que, quizás, te cueste encontrarle el punto al tuyo. Simplemente practica y añade o quita mezcla del relleno a la pularda para conseguir que te quede tierna y deliciosa esta Navidad.

Comentarios