Menú
Carnes de Navidad: Costillas asadas al romero
Carnes de Navidad: Costillas asadas al romero

Carnes de Navidad: Costillas asadas al romero

Una receta muy sencilla que va más allá del tradicional cordero o pavo de Navidad. Con ayuda del horno, podrás hacer las delicias de tus invitados con estas costillas asadas.

Tipo

Carnes

Tiempo

180

Porciones

8 Personas

Dificultad

Fácil

Ingredientes para 8 personas

- 8 piezas de cuatro costillas cortadas previamente por el carnicero

- 3 dientes de ajo

- Sal

- Una cucharada de pimienta

- 3 ramas de romero

- 2 hojas de laurel

- 3 cucharadas de aceite de oliva Virgen Extra

El romero dará un sabor muy especial a tus costillasEl romero dará un sabor muy especial a tus costillas

¿Estás harto de comer la misma carne cada Navidad? Tus invitados y tu estómago te agradecerán si das un giro a tu menú de estas Navidades. Hemos pensado en ti y te traemos una sencilla receta para estas fiestas donde las costillas son las grandes protagonistas.

Saca la carne de la nevera media hora antes de asarla. Pon un reciente apto para asar en la última bandeja del horno y precaliéntalo a 425º. Usa un cuchillo de pelar para hacer profundas rajas por toda la carne y entre cada costilla. Pon pequeñas rodajas de ajo en cada raja que hayas hecho y llévalas al fondo de la carne. Muele dos cucharadas de sal, granos de pimienta, romero y hojas de laurel. Añade un poco de aceite de oliva y ponlo sobre el asado de carne.

 Costillas asadas al romero<b></b><b></b> Costillas asadas al romero

Con mucho cuidado, coloca la carne en el recipiente caliente. Fíjate que los huesos queden colocados hacia abajo. Asa las costillas durante unas dos horas. Para un punto medio de la carne, si pones un lector de grados especial para alimentos en la parte más gruesa, debería tener una temperatura de 120º. Una vez transcurrido el tiempo de asado, saca la carne del horno.

Pon las costillas en un plato de servir o en una espaciosa bandeja que dé una buena presentación a tu receta. Coloca por encima, eso sí, sin apretar una hoja de papel de aluminio. Deja reposar la carne una media hora antes de cortarla y servirla a los comensales.

Consejos

Da un toque de color

Busca un buen acompañamiento con el que presentar este plato. Unas clásicas patatas fritas potenciarán el sabor de la carne asada. Si buscas una opción más ligera, puedes cocinar unas sanas coles de Bruselas. Darán a tu plato un toque de color que llamará todavía más la atención de tus invitados.

Comentarios