Menú
Carnes de Navidad: Muslos de pavo cocidos
Carnes de Navidad: Muslos de pavo cocidos

Carnes de Navidad: Muslos de pavo cocidos

Es una de las carnes favoritas para las cenas navideñas. En este artículo descubrirás una forma muy sana y sencilla de cocinar pavo.

Tipo

Aves

Tiempo

240

Porciones

8 Personas

Dificultad

Media

Ingredientes para 8 personas

8 muslos de pavo

Sal y pimienta

2 cucharadas de aceite vegetal

Una cebolla cortada

2 puerros cortados

6 tallos de apio

8 dientes de ajo

Una taza y 1/2 de vino blanco seco

4 ramas de perejil

4 ramas de tomillo

2 ramas de salvia

6 tazas de caldo de pollo bajo en sodio

8 zanahorias pequeñas

1/4 de taza de cebollinos cortados

Las zanahorias, unas de las claves de esta recetaPie de foto

Si aún no tienes claro qué carne preparar estas Navidades, aquí te ayudamos con una sana receta de pavo. Sazona los muslos con sal y pimienta. Calienta el aceite en una olla grande. Cocina por tandas y da la vuelta a las piezas de vez en cuando hasta que se doren por ambos lados. Dedica unos 15 o 20 minutos a cada tanda. Una vez saques la carne de la olla, colócala en un plato.

Añade cebolla, puerros, apio y ajo a la olla y remuévelo hasta que esté blando. Esto te llevará de cinco a ocho minutos. Pon un poco de vino, perejil y tomillo. Hazlo hervir. Baja la temperatura y deja que se cueza a fuego lento hasta que quede reducido a la mitad. Esto tardará de ocho a diez minutos.

Sorprende a tus comensales con esta sana receta de pavoPie de foto
(Centro)

Pon el pavo de nuevo en la olla y añade caldo y déjalo que hervir. Baja la temperatura y tapa la olla hasta que la carne esté tierna y cocida y el líquido esté reducido a la mitad. Este proceso tardará de dos y media a tres horas. Añade zanahorias y cocínalas al descubierto hasta que estén tiernas y la carne se desprenda del hueso (de 35 a 40 minutos más). Después sazona un poco más con sal y pimienta.

Pon el pavo y las zanahorias en una bandeja de servir y saca la salsa para ponerla por encima de la carne. Esparce un poco de perejil y cebollino para hacerlo todavía más vistoso. Lo has conseguido, ya tienes tu plato. ¡Qué aproveche!

Consejos

¿Con qué acompañarlo?

Piensa bien en la guarnición con la que acompañar esta carne. El pavo es un plato ligero que combina perfectamente con un cremoso puré de patatas. Unas patatas asadas también pueden ser una excelente elección para servir junto a estos suculentos muslos.

Comentarios