Menú
Entrantes de Navidad: Crema de espinacas y alcachofas
Entrantes de Navidad: Crema de espinacas y alcachofas

Entrantes de Navidad: Crema de espinacas y alcachofas

Un fresco y ligero entrante que te ayudará a desengrasar todos los excesos calóricos que cometemos en estas fiestas. Con su tono verde, añadirá un toque de color en tu mesa navideña.

Tipo

Entrantes

Tiempo

60 minutos

Porciones

8 Personas

Dificultad

Fácil

Ingredientes para 8 personas

2 cucharadas de mantequilla sin sal

Medio puerro

Un tallo de apio

Sal y pimienta

Una cucharadita y media de tomillo

Un diente de ajo

2 cucharadas de harina

3 tazas de caldo de pollo bajo en sodio

9 corazones de alcachofa (puedes comprarlos en paquetes congelados)

Una hoja de laurel

Ralladura de la piel de medio limón

½ taza y dos cucharaditas de crema de leche

100 gramos de espinacas baby

Una taza de tomillo fresco

¼ taza y dos cucharadas de créme fraîche

Cebollinos para poner encima de la sopa

Un plato muy sano con la  alcachofa como ingrediente estrellaUn plato muy sano protagonizado con la alcachofa como ingrediente estrella

Estás a punto de crear una nueva receta con la que bajarás toda la pesadez estomacal que arrastras en estas fiestas. ¿Preparado? ¡Empezamos! Derrite la mantequilla en una olla a temperatura media. Añade puerro y apio y sazona todo con pimienta y sal. Cocínalo todo y remuévelo de vez en cuando hasta que los puerros estén bien blandos. Calcula un tiempo de cinco minutos. Añade tomillo y ajo y pon la harina. Cocina todo, removiéndolo de nuevo, hasta que las verduras estén cubiertas de harina. No te llevará más de dos minutos.

Añade el caldo de pollo, las alcachofas, el laurel y la ralladura de la piel del limón a la olla y haz que cueca todo a fuego lento. Debes dejarlo cocer hasta que las verduras estén muy tiernas. No tengas prisa. Calcula de 10 a 12 minutos. Vuelca media taza de crema de leche en la espinacas y cuécelo hasta que estén también bien tiernas (alrededor de cuatro minutos). Una vez haya pasado este tiempo, saca de la olla el laurel y la ralladura de piel de limón.

Pon la sopa obtenida en una licuadora y pásala añadiendo el perejil y ¼ de taza de créme fraîche hasta que obtengas una crema de textura suave. Una vez tengas esta sopa, llévala de nuevo a la olla y añádele sal y pimienta y vuelve a calentarlo. Pon las dos cucharadas de créme fraîche y las dos cucharaditas de crema de leche.

Crema de espinacas y alcachofasCrema de espinacas y alcachofas

Ya lo tienes, ahora solo te queda presentar tu receta. Para que tus comensales puedan tomar más entrantes, lo ideal es servir la crema en vasos pequeños. Sirve tu sana creación en estos recipientes y pon un poco de la créme fraîche y cebollino para dotar al plato de una mejor presentación con un toque minimalista.

Consejos

Añade un toque crujiente

Además del cebollino, puedes cubrir tu crema con unos picatostes. Estos pedacitos de pan harán que tu plato tenga un toque crujiente. La mezcla de texturas líquida y crunch conquistará a todos los invitados que estén en tu mesa. ¡Repetirán!

Comentarios