Menú
Postres de Navidad: Natillas con nueces
Postres de Navidad: Natillas con nueces

Postres de Navidad: Natillas con nueces

Da igual la cantidad de entrantes y platos principales que hayamos preparado, porque el sabor dulce a la comida lo pondrá el postre.

Tipo

Postres

Tiempo

40 minutos

Porciones

4 Personas

Dificultad

Fácil

Ingredientes para 4 personas

- Medio libro de leche

- Tres huevos

- Seis cucharadas soperas de azúcar

- Raspadura de limón

- Canela

- Ocho nueces

Al margen de los dulces propios de Navidad siempre se suele preparar alguna receta casera nuestra propuesta para esta Navidad son las natillas con nueces: deliciosas y no muy pesadas. Se trata de un postre fácil de hacer, que requiere poco tiempo y experiencia en la cocina y que utiliza frutos secos, alimento propio de la época de Navidad. Además, en este caso las nueces le dan un toque diferente a las natillas que solemos acompañar con galleta.

Postre sencillo en el que pueden colaborar los más pequeños

Las natillas son un postre fácil de hacer, por lo que si tenéis niños en casa pueden echaros una mano en la cocina. También es uno de los platos que podemos tener hechos el día antes de la celebración de Navidad. No hay problema siempre y cuando lo reservemos en la nevera.

Lo primero que hay que hacer en la cocina es separar las yemas de las claras de dos de los huevos. Después mezclaremos las yemas con el huevo que tenemos entero e iremos removiendo suavemente. Reservamos las claras sobrantes.

Natillas tradicionalesNatillas tradicionales

A continuación añadimos la leche y la raspadura del limón y lo pasamos al fuego en el mismo cuenco. Las natillas se preparan al baño María, removiendo y con paciencia, porque deben estar listas en unos 15 minutos. Sabremos que están preparadas cuando la mezcla haya cogido la consistencia propia de natillas.

Dejaremos que las natillas reposen en el cuenco en que las serviremos, así que lo mejor son cazuelas o pocillos individuales. Si no tenéis las tazas de café suelen ser bastante socorridas en estos casos.

Primero dejaremos que se enfríen a temperatura ambiente y luego lo llevaremos a la nevera, donde pueden permanecer varios días. Es recomendable tapar con papel film para que no se puedan pegar a las natillas otros olores de alimentos que estén en el refrigerador.

Consejos

Presentación

Recordaréis que antes sólo usamos las yemas de dos huevos y reservamos las claras. Podemos hacer dos cosas, usarlas en cualquier otra preparación de otros días o guardar en la nevera y a la hora de presentar el plato en la comida de Navidad batirlas a punto de nieve y decorar las natillas con el merengue.

El punto final a la decoración lo pondrán las nueces, que colocaremos sobre los cuencos, dos en cada uno. Ya queda a elección de cada cual si prefiere partirlas y espolvorearlas o ponerlas enteras para que se identifique claramente lo que son.

Comentarios