Menú
Postres de Navidad: Polvorones de canela
Postres de Navidad: Polvorones de canela

Postres de Navidad: Polvorones de canela

Los polvorones son, sin duda, uno de los dulces preferidos por toda la familia en Navidad. Hay para todos los gustos, se pueden comer tanto de postre como de picoteo entre horas, y se encuentran fácilmente en cualquier establecimiento.

Tipo

Postres

Tiempo

1 hora

Porciones

8 Personas

Dificultad

Fácil

Ingredientes para 8 personas

- 200 gramos de harina

- 100 de manteca de cerdo fundida en un cazo

- 80 gramos de azúcar glass

- 1 cucharaditas de canela en polvo

- Canela y/o azúcar glass para espolvorear

Pero este año llegó el momento de adentrarnos en la cocina y probar a hacer nuestros propios polvorones caseros, en este caso de un sabor tradicional: la canela. Se trata de una receta muy sencilla y barata, y podemos aprovecharla para sorprender a nuestros familiares e invitados en las cenas de Navidad.

Polvorones, paso a paso

En un bol, y con ayuda de una cuchara de madera, mezclamos la manteca fundida con el azúcar glass y la canela, hasta que quede homogéneo, y añadimos después el harina. Lo mezclamos todo bien hasta que quede una masa homogénea y bien espesa que se pueda manejar (si no, basta con añadir más harina), y lo dejamos reposar unos 10 minutos. Después lo amasamos para que quede una bola, notamos que no es tan espeso como otras masas, pero podemos manejarlo.

Para hacer la masa del polvorón hay que mezclar manteca fundida, azúcar glass y canelaPara hacer la masa del polvorón hay que mezclar manteca fundida, azúcar glass y canela

Para darle la forma de polvorones, vamos cogiendo de la masa pequeños trozos del tamaño que sea de nuestro gusto, aunque teniendo en cuenta que en el horno aumentarán un poco, y los moldeamos con las manos para que queden en forma de bolitas. Esas bolas las aplastamos y vamos dándole la forma de un polvorón tal y como lo conocemos. Si preferimos innovar, podemos darles otras formas diferentes con la mano o con moldes.

Estos polvorones crudos han de ser horneados, así que los vamos colocando en la bandeja del horno y los metemos. Los hornearemos a 190 grados, aproximadamente, durante 10 minutos, que veamos que cambian ligeramente de color. Si vemos que en ese tiempo aún no están, los podemos dejar algún minuto más, depende de cada horno, pero no podemos excedernos porque entonces quedarán duros.

Cuando los sacamos, los dejamos enfriar bastante rato para que endurezcan, porque estarán muy blandos. Mientras, preparamos en un plato o bol una mezcla de azúcar glass y canela (si se prefiere, puede ser sólo uno de los dos ingredientes), y cuando estén fríos impregnamos la cara superior del polvorón con esta mezcla. ¡Y ya está listo para comer nuestro postre!

Hacer bolitas con la masa antes de darle forma de polvorónHacer bolitas con la masa antes de darle forma de polvorón

Emplatado y presentación

Podemos colocar los polvorones en una bandeja para ir sirviéndose directamente, o envolverlos para que duren más y sean más bonitos de presentar. Para su envoltura podemos utilizar papel de horno, papel de seda, servilletas de papel o film transparente. Recortaríamos un rectángulo, colocaríamos en medio el polvorón, y lo envolveríamos como si fuera un caramelo, enrollando los laterales.

Otra alternativa es utilizar los propios papeles de polvorones, que se venden ya preparados para envolver los hechos con nuestra receta casera. Sea cual sea el método de presentación, seguro que a nuestros comensales les pica la curiosidad de cómo saben estos polvorones caseros cuando vean una bandeja repleta de ellos a la hora del postre.

Consejos

Trucos y sugerencias

Si la manteca de cerdo, debido a la zona geográfica, no es fácil de encontrar o, simplemente, no es de nuestro agrado utilizarlo para el postre, podemos sustituirlo por mantequilla o incluso margarina ligera. Si no nos agrada el gusto que da alguno de los dos tipos de ingredientes se puede optar por añadir más canela a la mezcla, o poco a poco podemos ir probando ingredientes y cantidades hasta dar con la mezcla óptima.

Polvorones listos para comerPolvorones listos para comer

Hemos utilizado canela como sabor de esta receta, pero podemos cambiarla por ralladura y zumo de limón si preferimos un polvorón de limón, o cacao si queremos chocolate, o almendra en grano si lo queremos de almendra.

Otra variante de esta receta, independientemente del sabor del que queramos que sea el postre, es añadir 50-80 gramos de almendra molida, para variar la textura de los polvorones. Asímismo, antes de meterlos en el horno, podemos pintar la cara superior del polvorón con huevo, para que salga más dorado, y colocar encima trocitos de almendra o semillas de sésamo. En la cocina no hay límites, y podemos probar todo lo que queramos.

Todos los tipos y sabores de polvorón tienen cabida en Navidad, ¡esperamos que disfrutéis mucho tanto cocinando como comiendo los polvorones!

Comentarios