Menú
Postres de Navidad: Sorbete de limón al cava

Postres de Navidad: Sorbete de limón al cava

Con esta fácil receta conseguirás un postre exquisito y perfecto para Navidad sin pasar las horas muertas en la cocina.

Tipo

Postres

Tiempo

45 minutos

Porciones

4 Personas

Dificultad

Media

Ingredientes para 4 personas

- 3/4 partes de una botella de cava

- 1 litro y medio de helado de limón

- 100 ml de nata líquida

- Hoja de hierbabuena o viruta de limón para decorar

Una de las cosas que más quebraderos de cabeza nos produce en Navidad es elegir el menú con el que vamos a sorprender a nuestros invitados. Además, la tarea se complica cuando se trata de pensar el postre perfecto, ya que normalmente en estas fechas las comidas y cenas son copiosas y llegamos al último plato con el estómago lleno.

Por eso, una buena idea es preparar un postre fresco y apetecible. Desde Bekia te proponemos la receta de sorbete de limón al cava. Con este plato conseguiremos además que los comensales hagan mejor la digestión gracias a las propiedades digestivas y diuréticas que tienen sus ingredientes.

Helado de limón para hacer el sorbeteHelado de limón para hacer el sorbete

Si no podéis resistiros a incluir en vuestro menú los tradicionales turrones y mazapanes tan típicos de la Navidad, también podéis servir el sorbete justo después, como colofón final.

Pasos a seguir para hacer sorbete de limón al cava

- El sorbete de limón al cava es uno de los postres más sencillos de elaborar. En primer lugar, sacamos el helado del congelador unos 30 minutos antes de comenzar a prepararlo y lo guardamos en la nevera para que no esté congelado pero se mantenga frío.

- Después, ponemos el helado en un bol profundo y le añadimos el cava.

- A continuación, agregamos la nata líquida a la mezcla anterior.

- Batimos todos los ingredientes con ayuda de una batidora o en la Thermomix. La textura debe ser cremosa.

- Ya tenemos el postre preparado y listo para emplatar.

Emplatado y presentación

La presentación de cualquier plato es fundamental y más en fiestas de Navidad, donde toda la casa respira un ambiente mágico y acogedor gracias a los distintos adornos típicos en esta época del año. Por eso, la presentación de nuestro menú debe estar a la altura.

La mejor idea para emplatar el sorbete de limón al cava debido a su textura cremosa es servirlo en copas. Concretamente, las copas de champagne son perfectas para este postre. Otra propuesta, es poner el sorbete en una bonita jarra en el centro de la mesa y que cada invitado se sirva a su gusto.

En el caso de que elijamos la primera opción, podemos usar las clásicas copas de cristal de toda la vida o copas de usar y tirar, que evitarán que pasemos las horas posteriores en la cocina lavando la vajilla y cristalería. Estas copas están muy de moda y son una buena opción que no desmerece a las de cristal si compramos las adecuadas. Sus materiales hacen que parezcan de cristal e incluso hay diferentes colores para elegir. Combinarlas con el tono del mantel o de los adornos de la mesa puede ser una idea genial que sorprenderá a los invitados.

Sorbete de limónSorbete de limón

También podemos personalizar cada una de las copas con el nombre del comensal, algo que es tendencia en distintos eventos. Para ello, basta con colocar, por ejemplo, una pequeña base de cartulina o cartón en cada copa en la que podamos escribir los nombres. También podemos usar pequeñas tarjetitas atadas a cada copa con un lacito. Si estos pequeños adornos tienen algún motivo navideño el resultado será inmejorable y te convertirás en la perfecta anfitriona.

La guinda final del sorbete (que no del pastel) la podemos poner colocando unas hojitas de hierbabuena o virutas de limón en la superficie del sorbete. Otra opción es mojar previamente con agua cada copa y ponerle azúcar a modo de decoración.

Consejos

Trucos y sugerencias

Lo principal que debemos tener en cuenta para elaborar este postre, es hacerlo unos minutos antes de ser servido para que se mantenga en condiciones óptimas y esté fresquito. Debido a que se tarda muy poco en hacer, bastará con perdernos quince minutos de la sobremesa para prepararlo.

Te recomendamos que siempre uses helado de limón y no helado de sorbete de limón, a menos que quieras conseguir una textura más líquida y ligera.

Si no quieres utilizar este plato como postre, otra muy buena opción es usarlo como bebida digestiva sirviéndolo entre dos platos muy distintos, por ejemplo, carne y pescado. En este caso, para que sea menos dulce y aún más ligero, podemos variar la receta sustituyendo el helado y la nata por zumo de limón. Para ello, debemos seguir los pasos anteriores pero utilizando el zumo de 6 limones en lugar del helado y añadiendo un vaso de agua y 250 gramos de azúcar. Podemos incluir también hielo picado para conseguir una textura más granizada.

Comentarios