Menú
Receta de pastel de manzana con mantequilla salada
Receta de pastel de manzana con mantequilla salada

Receta de pastel de manzana con mantequilla salada

Un pastel diferente con el que soprender a los invitados antes del plato fuerte de la cena o comida de Navidad. Un entrante diferente y muy jugoso.

Tipo

Entrantes

Tiempo

240

Porciones

4 Personas

Dificultad

Media

Ingredientes para 4 personas

Para la masa:

- 1 cucharada de azúcar

- Media cucharada de sal

- Una taza de harina

- 6 cucharadas de mantequilla sin sal cortada de piezas

- 1 huevo batido

Para el relleno:

- 1/4 de mantequilla con sal

- 1/2 pieza de vainilla cortada en tiras

- Medio kilo de manzanas cortadas en tiras con un grosor razonable

- 3 cucharadas de azúcar moreno

- 1 huevo

- 1 cucharada de azúcar

Este pastel sirve tanto de entrante como de postreEste pastel sirve tanto de entrante como de postre

Para hacer este delicioso entrante, que también podría servir de postre, hay que comenzar con la masa para luego terminar con el relleno. Además es un plato que no tiene que hacer de forma necesaria justo antes de consumir. Es más, si se deja reposar su sabor será mucho más intenso.

Cómo hacer la masa

Batir el azúcar, la sala y la harina en un recipiente. Cuando esté todo mezclado se añade la mantequilla y se continúa removiendo hasta que se convierta en una pasta gruesa sobre la que se vertirá el huevo que previamente hemos batido.

Cuando todos los ingredientes estén suficientemente unidos y la masa haya cogido consistencia vamos a proceder a trabajar con ella. Sobre una superficie lisa se espolvorea un poco de harina y pon ahí la pasta que se ha creado.

Amasa bien todo hasta que se quede una masa suavemente y con la que se trabaje fácilmente. Tapar la masa con papel transparente y dejar que se enfríe en la nevera al menos 2 horas. Puesto que esta parte requiere un tiempo, es posible adelantarte y hacer la masa un par de días antes -se conserva sin problema- o, incluso, puedes conservarla en el congelador durante un mes.

Espolvorea azúcar por encima del pastel antes de hornearEspolvorea azúcar por encima del pastel antes de hornear

Cómo hacer el relleno

Mientras preparamos el relleno se puede poner el horno a precalentar a 375 grados. Mientras tanto se coloca la mantequilla en un cazo en el que se van a añadir las tiras de vainilla. Se va poco a poco cociendo a fuego lento, dándole vueltas con mucha frecuencia durante 5-8 minutos. Pasado el tiempo se retira el cazo del fuego y se saca del mismo la vainilla.

Sobre una superficie enharinada se extiende la masa -que ha estado durante al menos dos horas en la nevera- para trabajarla con un rodillo de amasar. Tras varias pasadas hacer un rectángulo o un círculo -a gusto del cocinero- del tamaño adecuado para nuestro horno y con un espesor de medio dedo.

Colocar la masa sobre una lámina de papel de horno y sobre ella empezar a extender los trozos de manzana por la misma, dejando un borde de aproximadamente un centímetro. Una vez bien repartidas por toda la masa, extender la mantequilla derretida sobre ellas y espolvorear el azúcar moreno.

Por otra parte, batir el huevo con una cucharadita de agua y extender con un pincel por todo el borde de la masa. Una vez que esté bien mojado, espolvorear el azúcar sobre el mismo. Y ha llegado el momento de meter el pastel al horno.

Cuando las manzanas estén doradas, el pastel está listoCuando las manzanas estén doradas, el pastel está listo

Hornear durante 40-50 minutos, dando vueltas de vez en cuando al pastel, hasta que las manzanas estén jugosas y suaves y el pastel se haya dorado. Antes de cortarlo, dejar que se enfríe durante unos minutos.

Consejos

Una receta que se puede cocinar antes de Navidad

Aunque la masa, como hemos indicado más arriba, se conserva perfectamente, también es posible cocinar el pastel completo por adelantado. Así, se puede cocinar dos días antes de Navidad y minutos antes de servirlo se recalienta durante 4-5 minutos en el horno.

No obstante, hay que tener muy presente que estamos cocinando con fruta y, por tanto, se puede estropear con cierta facilidad. Aun así, sí es posible conservarlo a temperatura ambiente durante 2 días. Por tanto, si no se consume en una única comida, se tendrá que consumir en un plazo máximo de un par de días.

Comentarios