Menú
Curiosidades de la Lotería del Niño

¡SÍ TOCA!

Curiosidades de la Lotería del Niño

Mientras que los niños esperan sus regalos, la Lotería del Niño llega como regalo para los padres que esperan con ilusión ser los premiados cada 6 de enero.

Curiosidades de la Lotería del Niño

La Lotería del Niño es la segunda oportunidad de poner mejorar tu vida económicamente por el azar en las fechas navideñas. Tras la Lotería de Navidad llega el primer sorteo del año que hace que la ilusión no se pierda a pesar de que no te hayas llevado nada el 22 de diciembre. Es una tradición muy arraigada en nuestro país y gran parte de la población compra al menos algún décimo compartido. El día seis de enero, cuando los Reyes Magos llegan a las casas de gran parte de los españoles, muchos padres tiene puesto su ilusión no tanto en los regalos sino en la Lotería del Niño.

Es un sorteo que se lleva celebrando muchos años por lo que es difícil poder decir con exactitud cuando y como comienza. Sin embargo la leyenda, sea real o no, más oída es que comenzó a finales del silo XIX cuando la duquesa de Santoña, Maria del Carmen Hernández y Espinosa de los Monteros, organizó un sorteo para recaudar fondos para un hospital infantil en Madrid.

Lotería NacionalDespués de la Lotería Nacional, la Lotería del Niño vuelve a traer la ilusión a nuestro país

Algunos podemos preguntarnos porqué se celebra el 6 de enero. El motivo es que en un principio la idea era que fuera uno de los regalos de Reyes Magos, como ellos se lo dieron al Niño Jesús y que así si la suerte tocaba a su puerta fuera este el mejor regalo de reyes. Sin embargo las cosas han cambiado mucho ya que ahora la gente no suele regalar décimos ya que dicen que trae mala suerte. Sin embargo no siempre se celebró este día. Hasta 1999 el sorteo era el 5 de enero.

Ha ido cambiando mucho de nombre. En un primero momento el Director General de Timbre y Monopolios decidió llamarlo sorteo extraordinario. No fue hasta 1966 cuando se le cambió el nombre a la Lotería del Niño.

En los primeros años el premio era menor que el de ahora aunque no es así si lo comparamos con el precio de la vida de aquel entonces. La primera constancia de los premios que se tiene es del año 1941 en el que el gordo se llevaba 500.000 pesetas, es decir, 3.000 euros. En ese año la ciudad agraciada fue Sevilla.

boletosHay personas que piensan que da mala suerte regalar un boleto

Desde entonces Madrid es la provincia donde más veces ha caído el premio gordo, en un total de 76 veces,. Tras ella Barcelona con 47 ocasiones, Valencia con 18 veces y Sevilla con 16. Como podemos observar tiene bastante relación con el número de décimos que se venden.

Por comunidades en aquellas donde más se compra es en orden: la Comunidad de Madrid, la Comunidad Valenciana, Cataluña, Andalucía y Castilla y León. Por otro lado las que menos gastan son Melilla, Ceuta, La Rioja, Navarra, Cantabria y Baleares.

Lotería del NiñoHay un 2% más de posibilidades de que te toque la Lotería del Niño a la de Navidad

Hay varias provincias donde nunca ha tocado el mayor premio de la Lotería del Niño. Estos son Ávila, Huelva, Orense, Salamanca, Tarragona ni Zamora.

La Lotería del Niño te ofrece un 2% más de posibilidades de conseguir un premio que el sorteo de Navidad. Mientras que la posibilidad en el Niño es de 7,82% la de la Lotería de Navidad es del 5,84%.

En los últimos 20 años el Gordo ha caído en alguno de los números que comienzan con 4 en siete ocasiones. Es decir desde el 40.000 hasta el 49.999. Por ello el 4 es la decena de millar más afortunada.

Hay muchos premios de consolación ya que está visto, como hemos explicado, como una segunda oportunidad para aquellos que no han conseguido nada en la Lotería de Navidad. Es más, el 36% de aquellos que gana el reintegro en el sorteo del 22 de diciembre lo reinvierte en el Sorteo del Niño.

El reintegro que más veces ha aparecido en la Lotería del Niño ha sido el 0, tras él el 7 y el 9, que han sido premiados en 13 ocasiones. Por el lado contrario el número que menos aparece es el 3 y hasta el momento el gordo lleva más de 30 años sin terminar en este número.

número loteríaEl 4 es un número muy a tener en cuenta en la Lotería del Niño

En el primer año del que tenemos constancia, 1941 el precio del décimo era de 15 pesetas, es decir 9 céntimos, aunque ya sabemos que no podemos comparar tal cual ya que el costo de vida era diferente.

Hasta el año 1965 el sorteo se celebraba por el sistema tradicional, es decir un bombo de números y otro de premios, al igual que la Lotería de Navidad hoy en día. Sin embargo desde el año siguiente se comenzó a celebrar por el sistema bombos múltiples, que hoy aún continúa. Así mientras podemos estar 3 horas esperando al gordo el 22 de diciembre la Lotería del Niño se termina en unos 20 minutos.

Hemos oído historias de personas que compartían un décimo y se han fugado o algunos que han llegado a perder el décimo. Una de las más curiosas es la de Julio del Fresno, un madrileño a quien le habían tocado 100.000 pesetas en este sorteo pero cuando fue a abrir el cajón donde lo había guardado se dio cuenta de que estaba hecho pedazos por los ratones. Nunca pudo cobrar su premio.

Otra historia curiosa ocurrió en 1985 cuando un lotero vendió un billete premiado solo minutos antes de que decidiera el sorteo. Fue en el mismo salón en el que se extraían las bolas y el protagonista consiguió llevarse la pedrea.

Ganadores LoteríaComo siempre, lo mejor del premio es compartirlo con tus seres queridos

Muchas supersticiones

Hay diversas supersticiones acerca esta lotería. Algunas de las más comunes para que supuestamente te toque el décimo es pasarlo por la barriga de una embarazada, colgar el décimo al lado de una herradura o al lado de un Santo o una Virgen, como hemos dicho no regalarla ni que te la regalen, así como no jugar números por debajo del cien porque no tienen las mismas posibilidades.

Aún así como seguro que lo sabéis todos los número que entran en el bombo tienen las mismas posibilidades de resultar ganador. Muchas veces nos guía más un sentimiento irracional que uno racional a la hora de comprar el décimo, porque aunque lo sepamos, es complicado comprar por ejemplo el número 7 o el 13 que además destaca por la mala suerte. Las posibilidades de ganar la lotería son muy bajas sin embargo siempre pensamos que nos puede pasar y la verdad es que es cierto, alguien la gana, ¿Porqué no podemos ser nosotros?

Te puede interesar

Comentarios