Menú
BINGO NAVIDEÑO

Jugar al bingo en casa en Navidad: ¿Es adecuado para toda la familia?

Las fiestas navideñas son la reunión de la familia por excelencia. Las comidas, las cenas se repiten y una tradición de sobremesa que nunca falla es el tradicional bingo.

Las fiestas, la comida o la cena de Navidad invitan a pasar mucho tiempo en familia y, aunque la conversación es muy grata, hay quienes prefieren dedicarse también a cantar villancicos o a jugar a algún juego para incentivar la diversión. Sin embargo, debemos tener en cuenta qué tipo de juego vamos a escoger pensando en la edad de los participantes. Por lo tanto, uno de los juegos más populares como es el bingo puede ser jugado durante las fiestas de Navidad, pero los adultos tendremos que cambiar las reglas y poner algunos límites extras con tal de evitar posibles e indeseadas discusiones.

El bingo es un juego para divertirseEl bingo es un juego para divertirse

¿Debemos apostar con dinero?

Si queremos evitar discusiones o estamos jugando con niños lo mejor será siempre no apostar dinero. Este suele traer grandes problemas a muchas familias por lo que empezará como un simple juego de bingo puede terminar en una gran pelea esta comida o cena de Navidad. Por lo tanto, podemos sustituir el dinero por legumbres, como por ejemplo el garbanzo, o canicas. En el caso de que queramos jugar con dinero para hacer la broma con los familiares o los amigos utilizaremos solamente moneda pequeña, es decir, de uno, dos o cinco céntimos solamente por diversión.

En el caso de que todos seamos adultos y queramos jugar al bingo con dinero deberemos tener presente que el dinero casi siempre hace que cualquier juego inocente termine mal, así que deberemos tener esta idea presente a la hora de jugar a este juego con ganancias materiales. Además, el miembro de la familia que saque las bolas deberá mantenerse lo más imparcial posible, puesto que se le podría acusar de estar compinchado con la persona que está ganando más dinero y crear así una enorme discusión.

Hay que aclarar las normas del juegoHay que aclarar las normas del juego

Antes de empezar y durante el juego

Puede que no todos los integrantes de la familia conozcan el juego de bingo o hace muchos años que no jueguen a él. Por eso, es sumamente importante que expliquemos sus normas siempre antes de jugar. De este modo evitaremos posibles discusiones que pueden generarse más adelante. Como comentábamos, buscaremos al familiar más imparcial para dedicarse a sacar las bolas y anunciarlas, de modo que nadie pueda dudar de su honestidad.

Si jugamos con niños lo mejor será que celebremos cuando uno gane, pero que animemos a los demás a no decaer, porque si se desaniman perderán las ganas de jugar y esta no será una celebración de Navidad animada como esperábamos. Si vemos que el ánimo decae o que se están generando comentarios poco educados deberemos parar de jugar. No queremos que el bingo sea una excusa para nuestros familiares para terminar mal la comida o la cena de la Navidad.

Evita los piques con tus familiaresEvita los piques con tus familiares

Finalmente, tenemos que pensar el juego del bingo como un momento de risas para pasar todos juntos en familia esta Navidad. Por tanto, no debemos obsesionarnos con ganar, aunque no estemos apostando dinero, ni deberemos enfadarnos si vemos que alguien no está jugando tan lícitamente como nos gustaría, entre otras muchas desavenencias que pueden sucedernos, ya que si no perderemos totalmente el sentido del juego y no será una sensación tan bonita el jugar al bingo todos juntos como habíamos esperado.

Este es un juego divertido que puede hacernos pasar un buen rato de diversión, lleno de sonrisas aunque se pierda, y que podremos disfrutar en la familia tanto si queremos jugar con dinero como si preferimos que es mejor no hacerlo.

Artículos recomendados

Comentarios