Menú
Amigo invisible en el trabajo: qué regalar para evitar quedar mal

CREATIVIDAD

Amigo invisible en el trabajo: qué regalar para evitar quedar mal

Conoce las mejores opciones para regalar en el divertido juego en el trabajo y evitar quedar mal con tus compañeros.

Amigo invisible en el trabajo: qué regalar para evitar quedar mal

Si estas Navidades quieres proponer algo diferente en la oficina, reversiona el amigo invisible y disfruta de estrechar lazos entre tus compañeros, que es algo que nunca viene mal. El amigo invisible es un juego popular que consiste en hacer regalos entre un grupo de personas sin que se sepa quién regala a quién. En algunos países se suele hacer en la época navideña, y en otros en días señalados como el día internacional de la amistad.

Dos imprescindibles de este juego suele ser que se cumpla que el grupo de personas no sea muy numeroso, y que los jugadores se conozcan entre sí para que en el momento de hacer un regalo sea más fácil acertar. Pero cuando hablamos de trabajo, en algunas ocasiones hay compañeros que se ven obligados a jugar sin que todos los miembros sean sus amigos, y por lo tanto el riesgo de quedar mal es bastante alto. Por este motivo, queremos aconsejarte algunos regalos creativos y divertidos para que todo el mundo quiera ser tu amigo invisible.

De buen paladar

Si hay algo que le suele gustar a todo el mundo, son las golosinas y por eso será siempre un buen regalo. Solamente tendrás que encargarte de adivinar o investigar cuál es la golosina preferida de tu amigo invisible, y una vez lo sepas lo demás irá rodado. Solamente tendrás que hacerte con un tarro de cristal que se cierre a presión, es muy importante que sea de cristal sin ningún adorno o color pues a la hora de decorarlo esto será determinante. Al tratarse de unas fechas navideñas, qué mejor que darle un toque navideño a tus golosinas. Mete dentro del tarro las golosinas y ciérralo de manera que no se secarán y están jugosas para el día que tu amigo invisible vaya a comérselas.

Si hay algo que le suele gustar a todo el mundo, son las golosinas y por eso será siempre un buen regaloSi hay algo que le suele gustar a todo el mundo, son las golosinas y por eso será siempre un buen regalo

Una vez tengas las golosinas en el tarro, será la hora de decorar. Hazte con un cinturón negro y córtalo para que quede del tamaño del tarro y puedas abrocharlo bien. De esta manera el tarro quedará customizado como si de un Papá Noel se tratase. Para este modelo de tarro, las golosinas que más pegarán en el interior serán regalices rojos o cualquier otra chuchería de este color, pues rememorará el traje del viejo de Laponia. Como toque final puedes añadirle atado con una cuerdecita un mensaje para tu amigo invisible, que hará al regalo ser de lo más especial.

Si este regalo no te convence, puede que a tu amigo invisible le encantan las típicas galletas navideñas llamadas 'cookies'. Si este es el caso, te proponemos un regalo de lo más original de la mano de El monstruo de las galletas. Este famoso muñeco puede ser tu mejor aliado a la hora de hacer el regalo del amigo invisible a un compañero de trabajo. Solamente tendrás que hacerte con una caja alargada de galletas y pintarla con pintura azul, el color característico del muñeco de 'Barrio Sésamo'.

Una vez que tengas tu caja de galletas azul, solamente quedarán unos pequeños pasos. La receta de las famosas galletas americanas es de lo más sencillo, y si no siempre podrás recurrir a lo más fácil: comprar tus galletas caseras en un horno de pan. Si ya te tienes lista tu caja azul y las galletas, solamente quedará dar los toques finales. Decora la caja azul con dos recortes de cartulina pegados a modo de ojos, lo más divertido que se te ocurra: puedes estar mirando los dos a un lado, de frente o como nos suele tener acostumbrados la pequeña marioneta: cada uno mirando hacia un lado. Una vez hayas introducido las galletas dentro de la caja, dibuja con lápiz un recorte en la parte central de la caja para que puedas cortarla y así que haga la simulación de la boda del monstruo. Puedes rematarlo con papel transparente para que no se sequen las galletas y ya tendrás lista tu caja creativa.

Regalar una bonita bufanda o unos guantes pues debes ser práctico ante todoRegalar una bonita bufanda o unos guantes pues debes ser práctico ante todo

Abrigados siempre

Si las manualidades no son lo tuyo y no crees que a tu compañero o compañera de trabajo le vaya a gustar un regalo hecho con tus propias manos, no te preocupes que tenemos más consejos para ti. En este juego se suele regalar objetos o prendas que se usen durante esta época del año. Por eso no dudes en si estás perdido en regalar una bonita bufanda o unos guantes, pues debes ser práctico ante todo. Puede que guste más o menos, pero son regalos que sabes que va a usar esa persona.

Si regalar una bufanda, gorros, guantes u otros accesorios de invierno es algo aburrido, no te preocupes porque puedes darle un toque especial a estos regalos tan comunes. Al tratarse de un ámbito de trabajo, normalmente suelen hacerse regalos serios y poco divertidos; cambia las tornas y experimenta con los envoltorios. Al regalar una bufanda o unos guantes, puedes coger una cajita de madera y llenarla de purpurina de manera que recubra el paquete en el que esté envuelto la bufanda. Una vez cerrada la caja puedes decorarla con un gran lazo rojo y una dedicatoria para tu amigo invisible.

Elige un envoltorio original y diferenteElige un envoltorio original y diferente
 

Original y artesanal

Si te ha tocado en este divertido juego una persona cercana a ti en tu trabajo, podrás dar rienda suelta a tu creatividad con un divertido juego personalizado. Si alguna vez jugaste al '¿Quién es quién?, este es el momento perfecto para recrear el juego con las caras de tus compañeros de oficina y así pasar un rato de lo más divertido. Hay dos maneras de customizarlo, o bien te haces con uno de estos juegos y cambias las tarjetas originales de las caras por las de tus compañeros, o lo construyes desde cero.

Para construirlo de cero necesitarás una base de cartón, que deberás cortar en dos rectángulos que ejerzan de base del tablero. Una vez lo tengas, imprime las fotografías tamaño carnet de tus compañeros y pégalas por la superficie de manera que se puedan levantar. Una vez lo tengas colocado, haz lo mismo en el otro tablero y decóralo como más te guste: pintura, purpurina o pegatinas son algunas de las muchas opciones que tienes.

Te puede interesar

Comentarios