Menú
Belén viviente en familia: todo lo que debes saber para que salga perfecto

BELÉN VIVIENTE

Belén viviente en familia: todo lo que debes saber para que salga perfecto

Los pasos que debes seguir para salir de la rutina de las cenas de Navidad en familia y hacer algo mucho más original como un Belén viviente.

Belén viviente en familia: todo lo que debes saber para que salga perfecto

La Navidad es una de las épocas del año que más planes de ocio presenta para toda la familia. Las reuniones familiares se suceden a lo largo de todas las celebraciones que se llevan a cabo entre finales de diciembre y principio de enero. Normalmente, éstas consisten en reunirse alrededor de la mesa para comer o cenar y, así, cumplir con las tradiciones propias de la Navidad. Hay veces en las que innovar en estas fechas puede hacer que salgáis un poco de la rutina navideña y que, además, paséis un buen rato todos juntos. Por ello, desde Bekia te proponemos que en esta Navidad montes un belén viviente con todos los miembros de tu familia. Se trata de una actividad dinámica que os hará ser, aún más si cabe, partícipes del espíritu navideño.

En Navidad, las cenas en familia son algo habitualEn Navidad, las cenas en familia son algo habitual

Consejos para hacer un belén viviente en familia

Para empezar a enumerar algunos consejos para que tu plan de montar un belén viviente en familia sea un éxito, deberás proponer la idea a todos. Puedes hacerlo como más te guste, pero lo más recomendable es que sea a modo sorpresa ya que se trata de un plan que no se van a esperar. Por lo tanto, deja salir tu originalidad y déjales con la boca abierta mientras les despiertas tu entusiasmo con sacar esto adelante.

1. Escoger un líder. Independientemente del grupo de personas que forméis el belén viviente de tu familia, es necesario que haya una persona que dirija a todos, además de establecer cómo os vais a organizar. Hay muchas decisiones que tomar a la hora de hacer un belén viviente y, aunque se tenga en cuenta la opinión de todo el mundo, tiene que haber alguien que sea el cabecilla.

2. Pensar dónde lo vais a representar. En principio, se trata de una actividad familiar que se va a realizar en la intimidad de una casa pero no debéis quedaros ahí. Ya que os vais a tomar la molestia de organizarlo, qué menos que mostrarlo a más personas. Dependiendo del grado de vergüenza que tenga tu familia, podéis salir a la calle a representar vuestro belén viviente.

3. Prepararlo con tiempo de antelación. Aunque vaya a ser una actividad para Navidad, necesita de una preparación previa para que esté todo listo para estas fechas. La distribución de los papeles, la confección o compra de los trajes... Todo debe estar preparado para cuando empiecen las fechas navideñas. No dejéis que os pille el toro y poneos cuanto antes manos a la obra.

Hay que preparar todo con antelación para que el Belén viviente salga bienHay que preparar todo con antelación para que el Belén viviente salga bien

4. Escribir un guion. Aunque no se trate de una obra de teatro, sí que tiene que haber una representación de lo que es un belén. Tenéis que tener claras las posiciones de cada uno, el papel que tiene que desempeñar y cómo debe hacerlo. En este punto, también adquiere importancia el organizador ya que será el que supervise que se cumpla el guion al pie de la letra.

¿Cómo se reparten los papeles?

Para escoger qué figura de las que tradicionalmente poner en nuestro belén viviente, en primer lugar, hay que tener en cuenta el número de personas que somos en la familia. Por otro lado, también es importante atender a las características personales de cada persona para ver qué figura encaja más con su personalidad. También, existe la opción de hacer una especie de amigo invisible para sortear, de manera aleatoria, a quién tiene que representar cada miembro de tu familia. Aun así, para dar una idea, te vamos a establecer una relación entre los protagonistas del belén y a qué miembro de tu familia le puede ir mejor representarlo.

- Niño Jesús: El papel protagonista suele recaer, normalmente, sobre el niño más pequeño de la familia. En caso de que no haya nadie pequeño en la familia siempre existe la opción de utilizar un muñeco. Sea cual sea la decisión, se trata de un papel que no se puede pasar por alto dado que es el más importante.

- Virgen María: En este caso tenemos dos opciones. Por un lado, si escogemos a un niño de verdad para el papel del niño Jesús, podríamos escoger a la madre de éste para que represente el papel equivalente en el belén viviente. Sino, otra opción, es que cualquier mujer joven puede interpretar a la Virgen María. Puedes escoger entre tu hermana o tus primas para ello.

- San José: Como ocurre en el caso de la Virgen María, se puede elegir al padre biológico del niño Jesús para que interprete a su padre también en la ficción. En caso de que no se opte por esta opción, se escogerá al San José teniendo en cuenta quién es la Virgen María. Tiene que parecer que realmente son una pareja, por lo que dos personas jóvenes sería la mejor opción.

Los 3 Reyes Magos no pueden faltar en el Belén, son un icono mítico de la NavidadLos 3 Reyes Magos no pueden faltar en el Belén, son un icono mítico de la Navidad

- Los 3 Reyes Magos: Si hay tres personas que pueden estar tan compaginadas como para poder hacer de los tres Reyes Magos esos son tu padre y tus tíos. La unión que suele haber entre hermanos o cuñados durante las celebraciones familiares hará que desempeñen su papel a la perfección. Eso sí, vigila que se lo tomen tan en serio como quieres que sea tu belén viviente.

- El ángel: De nuevo, estamos ante un papel que, lo normal, es que lo desempeñe uno de los niños de la familia. En caso de que no haya, siempre se puede poner a una persona joven, independientemente de su sexo.

- Herodes: Para que la gente mayor también se sienta importante a la hora de realizar este belén viviente en familia, escoge a tu abuelo para que represente al vengativo Herodes. Su aspecto que representa experiencia y sabiduría, le hará creerse con el poder de mandar matar al recién nacido Jesús para conservar a hegemonía de su reino.

Los pastores y sus ovejas nunca faltan en el portal de Belén, así que en el viviente no los dejes fueraLos pastores y sus ovejas nunca faltan en el portal de Belén, así que en el viviente no los dejes fuera

- Pastores: Tu madre, tus tías y el resto de la familia que no tiene aún papel, puede rellenar la escena haciendo de pastores. Es verdad que hay otros papeles como la mula o el buey que no están escogidos, pero es posible que no haya muchos candidatos para desempeñarlos.

Ya tienes los papeles distribuidos. Ahora solo queda que os pongáis manos a la obra y que lo saquéis adelante. No os olvidéis de que la única razón por la que hacéis esto juntos es porque os apetece pasar un buen rato en familia. Se trata de un plan original para esta Navidad y, ¿quién sabe? Quizás lo tomáis como una tradición más a continuar en los años venideros.

Te puede interesar

Comentarios