Menú
Cuándo empezar a comprar los regalos de Navidad

LA FECHA PERFECTA

Cuándo empezar a comprar los regalos de Navidad

¿No sabes cuándo empezar a comprar los regalos de Navidad? Sigue esta guía para que no llegue la fecha y no tengas todavía ninguno comprado.

Cuándo empezar a comprar los regalos de Navidad

Seguro que te ha pasado más de una y de dos veces: víspera de la entrega de regalos de Navidad y a ti aún te faltan varios por comprar. O lo que es peor ¡todos! Si existen los propósitos de Año Nuevo también los hay del 5 de enero y es ese por el que juras y perjuras que al año siguiente no te cogerá el toro, que vas a organizarte como es debido y vas a comprar todos los regalos con tiempo suficiente para no ir a las carreras y coger lo primer que encuentras en la estantería.

No dejes pasar el momento para comprar los regalos de Navidad No dejes pasar el momento para comprar los regalos de Navidad

Pero cuándo es el momento de comprar los regalos, porque los vas dejando, dejando y acabas comprando antes el turrón que lo que pondrás debajo del árbol. No es cuestión de adelantarte tanto que acabes cogiendo los presentes en plena temporada de verano, pero sí precisas de cierta organización, así que vamos a pensar en que a la vuelta de vacaciones, cuando hayas recuperado la normalidad del trabajo o del curso es un buen momento para ponerse. Al menos para planificar, que tampoco hace falta ser exagerada.

A la hora de comprar los regalos de Navidad hay que tener en cuenta diversos factores: necesitas saber qué vas a coger y a quién, dónde comprarlo, alternativas posibles, ver el tiempo que dan en la tienda para cambiarlo en caso de que no guste y el presupuesto del que dispones. Esta última es una de las principales razones por las que te recomiendo empezar a planificar tus compras de Navidad.

Ahorra con meses vista

Para todos son un gasto extra, más aún si tienes una familia grande o no andas muy voyante económicamente. Si lo dejas todo para el último momento te encontrarás teniendo que pagar todos los regalos el mismo mes así que olvídate de darte un capricho o simplemente llegar al día 31 un poco relajada. A la vuelta de vacaciones seguro que tampoco te sobra mucho dinero en la cuenta bancaria y estás concienciada de la necesidad de ahorrar. Por eso mismo es un buen momento para planificar las compras de Navidad.

No te vuelvas loco comprando, compra lo que creas necesario y lo que hará especial ilusión No te vuelvas loco comprando, compra lo que creas necesario y lo que hará especial ilusión

Aún tienes por delante tres meses y eso no significa que tengas que ir comprando los regalos, pero sí que puedes ir guardando una parte de tu dinero cada mes para que cuando llegue el momento de ir a comprar no te den sofocos con lo rápido que bajan los números de tu cartilla bancaria.

Una recomendación: ese dinero que vas guardando que sea en efectivo, porque a la hora de ir a pagar eres mucho más consciente de lo que gastas cuando das billetes que cuando pasas la tarjeta de crédito. Es una forma de evitar que luego te vengas arriba en el momento de comprar y no controles lo que gastas.

Presupuesta el gasto

Mientras vas ahorrando también sería interesante hacer un presupuesto de cuánto quieres gastarte. Hay dos opciones: un cómputo total o cuánto vas a dar a cada persona, porque ya sabemos que no es lo mismo lo que se da al amigo invisible de la oficina que a tu pareja. Puedes fijarte un máximo total, y cuando se acabe el dinero se acabó, o por persona. La segunda opción es más justa.

No tientes a la suerte y aprovecha ahora que tienes tiempo antes de quedarte sin nada No tientes a la suerte y aprovecha ahora que tienes tiempo antes de quedarte sin nada

Y al tiempo que ahorras y presupuestas puedes aprovechar estas semanas para ir pensando qué regalar a la gente. Cuando dejas las compras para el último momento acabas por coger lo primero que encuentras y así es que tu padre suma la decimotercera corbata que le regalas pensado en la boda que tendrá en verano.

Si has decidido hacerlo bien aún tienes tiempo para organizarte e ir apuntando ideas que se te ocurran, cosas que les escuches que le gustan y demás. De ese modo, además, puedes ir comparando los productos en diversos establecimientos y decantarte por el que mejor se ajuste a lo que buscas o tu presupuesto.

Aprovecha el 'black friday'

Esto es muy útil de cara al 'black friday', que se celebra el último viernes de noviembre. Es una tendencia importada de los Estados Unidos, pero no vamos a negar que viene muy bien de cara a comprar los regalos de Navidad con algún que otro descuento. De hecho este día se puede considerar el pistoletazo de salida para iniciar las compras navideñas.

Hay que tener en cuenta que eso es un mes antes de Navidad, cuando muchas familias se entregan los regalos, y mes y medio antes de la noche de Reyes. Tienes tiempo más que suficiente para ponerte con las compras sin agobios y sin que te pille el toro. Para entonces aún no habrá productos que escaseen -como puede ocurrir si lo dejas para los últimos días- y las tiendas ya han sacado todo su arsenal pensando en los regalos navideños.

Pregunta por el plazo de devolución

Además hay que tener en cuenta el tiempo que da tiempo para hacer devoluciones. Cuando compras regalos lo haces con la ilusión de que quien los reciba va a estar encantado, pero puede que no sea así, que lo tenga repetido o que presente algún defecto y haya que volver a la tienda. No tiene sentido adquirir productos con mucha antelación sabiendo que no vas a tener esta protección y arriesgarte a dar por perdido un regalo. O tener que repetirlo.

Ten en cuenta todos los días necesarios para poder descambiar el regalo Ten en cuenta todos los días necesarios para poder descambiar el regalo

Cuando vayas a hacer las compras de Navidad asegúrate que su plazo de devolución va más allá del día en que vas a entregarlos. A veces este tiempo se extiende porque entienden que muchos productos se darán en esos días y se amplía la fecha.

Y si te pilla el toro...

¿Qué hacer si a pesar de todos estos consejos se te echa el tiempo encima y no quieres cometer los errores de años anteriores? Pues centrar los esfuerzos. Puedes proponer hacer un gran amigo invisible familiar, de modo que no tienes que pensar qué regalar a la abuela de tu novio o a la prima del pueblo. A cada uno le toca una sola persona. Esto además de facilitar la compra también aligera el presupuesto.

Otra opción es buscarte a alguien que esté en la misma situación que tú y hacer una alianza para ayudaros mutuamente: os repartís los regalos que tenéis que comprar y así ganaréis tiempo porque cuando se va a una tienda gourmet poca diferencia hay entre comprar una o dos botellas de vino.

Te puede interesar

Comentarios