Menú
Tengo depresión en Navidad ¿cómo afronto las fiestas?

POSITIVISMO

Tengo depresión en Navidad ¿cómo afronto las fiestas?

Las fiestas de Navidad pueden suponer un momento duro para personas que no están atravesando su mejor momento. Te damos algunos consejos para sobrellevarlo.

Tengo depresión en Navidad ¿cómo afronto las fiestas?

La Navidad es, a la vez, una fecha muy bonita y una muy dura. Depende mucho de las circunstancias en las que te encuentres en ese momento tendrás más o menos ganas de que lleguen estas fechas tan señaladas; y es que si bien reencontrarse con toda la familia puede ser algo muy positivo, también puede ser un momento tenso. Cuando se habla de la felicidad de unir a la familia en Navidad no se tiene en cuenta que, en ocasiones, no es oro todo lo que reluce; quizás hay quien no tiene fuerzas suficientes como para hacer frente a esos compromisos sociales.

Si ese es tu caso, si tu depresión no te permite disfrutar en condiciones de todo lo que se avecina, no te preocupes. Porque siempre hay forma de coger fuerzas para hacer frente, y eso es precisamente de lo que te vamos a hablar hoy. ¡Así que vamos a ello!

DepresiónEstas fechas pueden suponer un duro trámite para algunas personas

1. Habla con tu psicólogo

Lo primero que debes hacer es hablar con tu psicólogo, explicarle que la Navidad y tu depresión te parecen dos cosas totalmente incompatibles. Por raro que a ti pueda parecerte, seguro que el psicólogo, al ser un profesional, habrá visto más casos así.

Te explicará qué puedes hacer, qué medidas debes tomar y cuáles son las precauciones que debes seguir para que tu depresión te permita vivir de la forma más natural posible esta Navidad. Puede que te recomiende un tratamiento diferente, o que te explique unas técnicas de relajación que se ajusten a lo que necesites. Sea como sea, siempre será bueno que sea un experto el que te explique cómo puedes sobrellevar el asunto.

Apóyate en tus seres queridosAcude a la ayuda de un psicólogo o de tus seres queridos para coger fuerzas para estos días

2. No te fuerces

Una vez que hayas hablado con un profesional, lo siguiente que debes hacer es aceptar que, al tener depresión, quizás no puedas celebrar la Navidad como una persona que no padezca esta patología. Pero esto no es, en sí mismo, algo negativo. Simplemente debes tener en cuenta que tienes unas condiciones diferentes al resto y que, hasta que te recuperes, debes tener más cuidado. Es como el que se rompe una pierna y quiere hacer senderismo; quizás pueda hacerlo, sí, pero siempre con unos cuidados mucho más específicos.

No te fuerces a ir a fiestas y eventos que puedan poner en compromiso tu salud; una cosa son las cenas familiares a las que te apetezca ir, aunque te dé miedo, y otra cosa son los cotillones y las fiestas de Noche Vieja que te produzcan pavor. En lugar de hacer algo tan grande, ve siempre paso a paso.

Navidad tristeTienes que dar a conocer tus temores para que tu familia te apoye

3. No se lo ocultes a tu familia

Tener depresión no es algo de lo que debas avergonzarte, y tampoco es algo que tengas que ocultar. Si te va a hacer sentir mejor contárselo a tu familia, a tus personas más allegadas, hazlo. Seguramente recibirás por parte de ellos una respuesta que no esperabas, un cariño y un aprecio que nunca hubieras imaginado. Porque la gente que te quiere se preocupa por ti.

Contarlo o no es decisión tuya, pero si te decides a hacerlo, sí es cierto que deberías pedirle a tu familia que no saque constantemente el tema. Una cosa es que quieras normalizarlo y otra que quieras alimentar el morbo de los demás; y si bien explicarlo una vez no te molestará, que sea el monotema de tu cena familiar te hará sentir incómodo.

Depresión navideñaContarlo te ayudará a desahogarte y poder contar con la ayuda y el entendimiento de tus seres queridos

4. Refúgiate en personas de confianza

Es fundamental, sea Navidad o no, que tengas un círculo de confianza en el que poder confiar siempre. La depresión es una enfermedad mental complicada, y que puede tener consecuencias muy negativas si no se trata en condiciones. Pero el tratamiento no es solo con profesionales, sino que también debe ser tuyo, a nivel personal. Por eso es fundamental que tengas un grupo en el que apoyarte cuando te sientas flaquear.

Puede ser un grupo de amigos de la infancia, un grupo de personas con el que te sientas a gusto, e incluso un grupo de personas que también estén recuperándose de la depresión. La clave es que sean personas en las que confíes a ciencia cierta, y que sepas que jamás van a juzgarte.

Navidad tristeEs muy común deprimirse por la falta de algún ser querido pero debes centrarte en los que sí están

5. Disfruta al máximo, olvidando todo lo negativo, en la medida de lo posible

Este último consejo es el más complicado de todos, pero, si lo llevas a cabo, será el que te garantizará tener una Navidad excelente. Debes disfrutar al máximo todos los momentos que se te vayan presentando, procurar olvidando todo lo negativo que se te presente. Si ves que hay miembros de tu familia que comienzan a faltar en la mesa, céntrate en los que ya están, por ejemplo.

Es extremadamente difícil tener la fuerza suficiente como para hacer esto, pero eso no implica que sea imposible. Poco a poco, con esfuerzo, irás viendo cada vez más las cosas positivas de la vida, y obviando todas las negativas. Eres capaz de eso, y de mucho más.

Te puede interesar

Comentarios