Menú
Plantas navideñas: Cactus de Navidad

ORIGINAL

Plantas navideñas: Cactus de Navidad

Se trata de una planta algo desconocida pero la cual llamará mucho la atención en tu decoración navidad por su originalidad y sus bonitas y coloridas flores.

Plantas navideñas: Cactus de Navidad

Comúnmente conocido como Cactus de Navidad, esta planta tiene como nombre científico Schlumbergera X Buckleyi y es originaria de Brasil. Es una planta que no requiere grandes atenciones, es fácil de cuidar. Además, el Cactus de Navidad, te adelantamos que tiene este nombre porque es en la época navideña cuando florece.

Aprovechando que se acerca esa fecha, la época navideña, desde Bekia te contamos todo lo que debes saber sobre esta planta para que puedas regalarla a alguien o incluirla en tu hogar.

Cactus de NavidadEsta planta tan especial comienza a florecer con la llegada de la Navidad

Cómo es el cactus de Navidad

En primer lugar, te vamos a contar por qué se conoce a esta planta como cactus de Navidad. El motivo es tan simple como que es durante los meses de invierno y coincidiendo con la Navidad cuando florece el cactus. Generalmente, un mes antes de que comience la época navideña, podrás ver cómo brotan las primeras flores y hojas. Después, con el paso de los días, las hojas van a ir tomando un color más oscuro, colores más fuertes y van a apareciendo los primeros capullos. Cuando llega la Navidad, te darás cuenta que como por arte de magia los capullos se abren y aparecen las flores, que aportarán los colores tanto a la planta como al hogar.

Los tallos de esta planta son de color verde y tienen los bordes dentados, siendo similar a un cactus y de ahí que se conozca popularmente como cactus de Navidad. De cada uno van surgiendo nuevos tallos. Es en los extremos de esos tallos de donde nacen las flores, que normalmente son de color rosa, aunque también podemos encontrar colores rojos o blancos. Cada flor se compone de pétalos flechados que crean una forma como acampanada.

Luz para cactus de Navidad

Como te hemos dicho, es una planta que es fácil de cuidar, no necesita grandes cuidados pero sí algunos aspectos importantes. El primer cuidado al que debes prestar atención es a la luz, ya que el cactus de Navidad necesita bastante luz natural. Por lo tanto, tendrás que prestar atención sobre dónde colocas la planta. Te aconsejamos que lo hagas cerca de una ventana, ya que es la mejor manera de que la llegue luz natural. Sin embargo, no tiene que estar en un sitio en el que el sol incida directamente sobre ella. Es decir, la planta necesita luz pero de forma indirecta, ya que si no podría secar las hojas y dificultar su crecimiento.

Cactus Navidad LuzA pesar de ser fácil de cuidar, es importante colocar a nuestro cactus de Navidad en un lugar con luz natural de forma indirecta

También te recomendamos que si dejas a la planta en el mismo lugar colocada siempre, la vayas girando de vez en cuando hacia el lado que da la luz. Si no es así, quizás provoques que crezcan más flores por un lado y por otro no crezca casi ninguna.

El riego del cactus de Navidad

El segundo aspecto a tener en cuenta para los cuidados de esta planta es el riego. Debes tener cuidado porque no hay que regarla en exceso pero tampoco hay que quedarse corto, por lo que puede ser complicado. Al ser una planta tropical, no puede admitir que la tierra se seque completamente o los capullos se van a caer. Si la tierra está seca es hora de regarla.

Lo que tienes que hacer es comprobar que los 2-3 centímetros superiores de tierra estén lo suficientemente secos. Entonces deberás regar el cactus de manera generosa y, además, deberás pulverizar las hojas de la planta para mantenerla húmeda.

Sin embargo, debes saber que es una planta que no necesita el mismo tipo de riego en una época del año que en otra. Para saber cómo hacerlo puedes seguir estas indicaciones. Si el clima es seco y está en el exterior, deberás regarla cada dos o tres días si son épocas soleadas y cálidas. Cuando el clima es el contrario, es húmedo y de interior, deberás reducir el riego a una vez a la semana.

Cactus Navidad riegoEl riego del cactus de Navidad depende de la época del año en la que nos encontremos

En octubre, justo dos meses antes de que se produzca la floración, debes dejar de regar totalmente el cactus de Navidad. En noviembre, un mes antes, puedes regarla un par de veces, pero sin abusar. Además, también deberás de parar de regar la planta justo después de que florezca. Tienes que dar un descanso a la planta de unos dos meses una vez que han salido los capullos y las flores, es decir, justo después de navidad. También tienes que tener en cuenta es que no se produzcan charcos ya que si no se pueden pudrir y crear hongos en las hojas.

Otros cuidados para el cactus de Navidad

Para el recipiente, sirve cualquier maceta para plantas. Si vives en una ciudad con clima seco o con poco humedad, deberías poner debajo de la maceta un recipiente con agua para que cuando se evapore le llegue esa humedad a la planta. Para rellenar al maceta necesitas 3 partes de tierra y 1 de arena. Si la planta está en la fase de crecimiento necesitara algún tipo de fertilizante para mantenerla en buenas condiciones. Es bueno hacerlo un par de veces al año, como indique el fabricante del fertilizante, pero no es bueno hacerlo un mes antes d que empiece a florecer.

Cactus Navidad humedadSi ponemos un pequeño recipiente con agua debajo de nuestro cactus de Navidad, ayudaremos a que tenga más humedad y crecerá más sano

Una vez que hayas plantado el cactus en la maceta, no es necesario que lo cambies hasta pasados 2 o 3 años. Suelen crecer sin ningún problema, al no ser que contraigan alguna enfermedad. Por tanto, hasta que las raíces no lleguen a ocupar todo el espacio, hasta que la tierra ya no tenga más nutrientes, no debes cambiar a la planta de maceta. Sin embargo, si tienes que hacerlo recuerda utilizar tierra nueva y fresca, para dar a la planta las mejores condiciones. Además, te recomendamos que la trasplantes en primavera, entre los meses de febrero y abril.

Si quieres reproducir esta planta, lo que debes hacer es cortar los esquejes y dejarlos secar un par de días antes de volverlos a plantar. Lo plantaremos en una maceta con tierra húmeda y en un lugar, recuerda, que no dé el sol directamente. Al cabo de 7 u 8 semanas, es decir, dos meses aproximadamente, el cactus de Navidad comenzará a echar raíces.

Te puede interesar

Comentarios