Menú
Poner la televisión en tus reuniones navideñas: Ventajas e inconvenientes
NAVIDAD EN TELEVISIÓN

Poner la televisión en tus reuniones navideñas: Ventajas e inconvenientes

La televisión es un elemento de entretenimiento pero también puede impedir que las familias hablen durante las reuniones navideñas.

Hoy en día, en muchos hogares la televisión se ha convertido en un elemento imprescindible. ¿Conoces a alguien que viva sin un televisor? Los únicos que tal vez se apañen sin uno son los jóvenes que seguramente tienen ordenador, pero ¿y las familias? La tentación de dejar a los niños delante del televisor mientras se está otras cosas es muy grande y muchos padres la usan como "niñera temporal" mientras atienden a recados, cocinan o simplemente están con otros temas más importantes en ese momento.

Está claro que la televisión es un entretenimiento tanto para niños como adultos que no tiene porque ser malo mientras no se esté demasiado tiempo delante de ella. Pero, ¿deberíamos en las fiestas navideñas poner la televisión? ¿qué ocurre si dejamos la televisión encendida por ejemplo a la hora de las cenas o comidas? A continuación analizaremos algunas ventajas y desventajas sobre su uso.

Ventajas e inconvenientes de dejar la televisión puesta a la hora de las cenas o comidasVentajas e inconvenientes de dejar la televisión puesta a la hora de las cenas o comidas

Ventajas sobre el uso de la televisión.

-Una forma de amenizar la cena o la comida. Una de las ventajas que tiene tener la televisión puesta durante la cena es que puede ayudar a romper el silencio. Imagínate la escena, tienes que ir a la cena o comida de Navidad a casa de tus suegros y todavía no tienes la suficiente confianza con ellos. El resultado puede ser nefasto: tú ya te estás imaginando el típico silencio que puede ser cortado con un hacha, sin embargo no se te ocurre nada de lo que hablar aparte del frío que hace o de la receta que siguieron los suegros para que les quedase la carne tan jugosa. Sin embargo, si está la televisión puesta de fondo podéis comentar algo acerca de lo que están echando. Por ejemplo, son muy comunes las galas de Navidad donde aparecen famosillos tocando algún tema. No molesta mucho porque son canciones que se pueden dejar para ambientar y siempre puedes soltar algún comentario que venga al caso, como una forma puntual de romper el hielo y nada más. Tampoco se trata de que la gente esté pegada al televisor.

-Como alternativa a otras actividades. Si no tenéis nada pensado para hacer después de la cena podéis poner algún programa y comentar juntos lo que están echando, pero lo ideal es que estéis mientras tanto hablando de otras cosas o jugando a algún juego de mesa en familia. Si vais a celebrar la cena de Navidad los miembros de siempre (personas a las que ves todos los días) puedes poner una película que os vaya a gustar a todos y hacer algo distinto.

-Película para los más pequeños. Si estáis reunidos todos los miembros de una familia, hace tiempo que no os veis (queréis hablar tranquilamente...) y hay un grupillo de niños pequeños, tal vez sea conveniente dejarles viendo una película de dibujos navideños mientras vosotros estáis hablando en otro sitio después de la cena. Es una forma de que ellos se entretengan solos y vosotros podáis poneros al día los unos con los otros. Los niños pequeños según a que edades les gusta acaparar la atención y con las reuniones de adultos se aburren, ambas partes estaréis conformes.

La televisión puede servir para que los más pequeños se entretenganLa televisión puede servir para que los más pequeños se entretengan

-Seguir las campanadas. Las campanadas normalmente se siguen con la televisión aunque hay personas que también utilizan la radio. Lo bueno de la televisión es que cada canal tiene su propia grabación y dentro de la misma familia siempre hay miembros que tienen diferencias por el canal que se escoge para verlas, esto puede llevar a graciosas peleas, una forma de darle vidilla a la noche. Eso si, las diferencias al final tienen que ser reconciliables.

Desventajas de poner la televisión en las fiestas navideñas

-Fiesta para disfrutar en familia. La Navidad y Nochevieja son noches para estar en familia, por eso, la televisión debería estar apagada para fomentar los lazos entre vosotros. Si es una reunión de miembros que hace mucho que no se ven es una obligación aprovechar estas ocasiones para estar todos juntos. La televisión solo os distraerá y al final olvidaréis la mitad de los temas que queríais tratar, llegas a casa pensando: "se me olvidó comentarle...", "al final no le pregunté ....". Tenéis todo el año para verla, aprovecha ahora para disfrutar plenamente con los tuyos.

La televisión debería estar apagada si se quiere fomentar unir lazos entre la familiaLa televisión debería estar apagada si se quiere fomentar unir lazos entre la familia

-No es un buen ejemplo para los niños. Imagínate la escena. Llevas todo el año repitiendo a tu hijo fomentando los valores familiares, el placer por la lectura, la comunicación entre las personas... Y de repente, la noche más importante del año dejas encendida la televisión... Es un mensaje contradictorio y solo consigues que los niños se olviden del significado de la navidad, la asociarán a una noche más.

-Programas que es mejor no ver. Depende del canal y de por supuesto vuestros gustos, pero a veces la parrilla deja mucho que desear. Nunca suelen faltar las galas musicales y algún que otro programa de humor, pero no te esperes películas con un trasfondo especial. Poner en la televisión una película o gala ñoña solo nos dará ganas de iros a dormir y una noche tan esperada como la de Navidad se acabará convirtiendo en otra más, no pudiendo disfrutarla como es debido.

-La televisión no une, aleja. Aunque estéis todos en la misma habitación viendo lo mismo en realidad no estáis conectados entre vosotros, tenéis una distancia que os separa. Estáis todos concentrados en lo mismo pero no compartís un diálogo, solo la posición en la silla.

Aunque estéis todos en la misma habitación viendo la televisión no estáis conectados entre vosotrosAunque estéis todos en la misma habitación viendo la televisión no estáis conectados entre vosotros

Valoración final

Ver la tele durante las cenas y las comidas más importantes de las fiestas es un arma de doble filo que tendréis que aprender a utilizar en función de vuestros objetivos. En general, si quieres disfrutar al máximo de tu familia y asegurarte de que todos están implicados en la cena es recomendable dejarla apagada, al menos durante la cena o la comida. ¡Ojo! Deberéis hacer lo mismo con los smartphones y el WhatsApp. Después de la cena o comida, si hay niños pequeños puedes aprovechar para ponerles una película navideña, con el fin de que no se aburran y también para que vosotros tengáis más tiempo de poneros al día con otros miembros de la familia a los que hace tiempo que no veis.

Si por el contrario en la reunión familiar vais a ser los de siempre podéis ver juntos alguna película o programa que echen por la tele, pero como siempre, después de la cena o comida, nunca durante ellas.

Artículos recomendados

Comentarios