Menú
Postales navideñas: recuperar la tradición de mandarlas por correo a tus seres queridos

MUY PERSONAL

Postales navideñas: recuperar la tradición de mandarlas por correo a tus seres queridos

Descubrimos una olvidada y bonita tradición con la que podremos sacar más de una sonrisa a nuestros seres queridos en estas fechas tan señaladas.

Postales navideñas: recuperar la tradición de mandarlas por correo a tus seres queridos

¿Recuerdas que hace unos años abrías tu buzón y te encontrabas con sobres manuscritos, con su sello puesto y que dentro incluían christimas de Navidad? Enviar postales es una de esas tradiciones que con la llegada de los móviles, las aplicaciones de mensajería instantánea e internet han desaparecido.

La moda de lo vintage, de que todo lo que antes funcionaba vuelve, llega también a las tradiciones de Navidad y, desde hace unos años, el servicio de Correos ha notado como cada vez son más las postales navideñas que recogen y depositan en los buzones de vecinos.

¿Por qué? Pues porque en el fondo el papel tiene algo especial, porque el hecho de que alguien te envíe un christmas significa que se ha acordado de ti, ha dedicado tiempo a comprarla y escribirla y a hacer con antelación, no es algo improvisado minutos antes de la cena de Nochebuena mientras discute con su cuñado.

PostalesLas postales navideñas son una tradición que consigue sacar una sonrisa a todos sus receptores

Un contacto más personal

Enviar postales navideñas es algo mucho más personal que cortar y pegar mensajes creados por otros y mandarlo a todos los contactos de tu agenda telefónica de manera masiva. Por eso, cuando recibes una se te ilumina la cara. El hecho de encontrar en el buzón un sobre con letras manuscritas y que no sea una factura o una carta del banco hace que a cualquiera se le ilumine la cara, también hay que reconocerlo.

Te hace ilusión recibir christmas, pero si le dedicas un poco de tiempo descubrirás que enviarlas provoca un sentimiento similar. Piensa, además, que a los demás también les gusta recibir unas palabras tuyas brindándole buenos deseos. Si ya te hemos convencido para que recuperes la tradición de las postales navideñas vamos a contarte cómo hacerlo. Es muy fácil.

Programar con días de antelación

Hay que tener en cuenta que el correo postal no es tan rápido como la mensajería instantánea, así que has de preparar la operación christmas con un poco de tiempo. Si atendemos al protocolo las postales navideñas han de recibirse en Navidad, o casi mejor en sus días previos, por si el correo se ralentiza en esta época.

Postales navideñasHay

que tener en cuenta el tiempo que tardarán en llegar las postales para que no se nos pasen las fechas

Así que principios de diciembre es el mejor momento para preparar tus christimas. Lo primero es hacer una lista de a quién vas a enviárselos. Seamos sinceros, por mensajería instantánea puedes felicitar a decenas y decenas de personas, muchas con las que apenas tienes contacto -es gratis y no te lleva más que unos segundos, pero no vas a mandar postales navideñas a todos ellos. Lo harás a aquellas personas con las que tengas un vínculo, a las que tengas algo personal que decirle.

Este es un buen filtro para decidir tus destinatarios: si no eres capaz de pensar un mensaje personal que escribirle, no lo hagas, mándale un mensaje en Nochebuena. Cuando ya tengas tu lista hecha es el momento de conseguir los christimas, pero primero piensa en si tienes la dirección postal de tus destinatarios. Si no es así, búscalas o pídeselas.

Postales DIY

A la hora de decidir que christimas seleccionar tienes dos opciones: comprar las que se venden en numerosos establecimientos, en paquetes o sueltas, hacerlas a partir de una foto familiar o de cualquier otro tipo o crear tus propias postales navideñas. No cabe duda que las dos últimas opciones son mucho más personales.

Postales a manoLas postales echas a mano son las más personales y especiales

En el caso de hacerlas tú misma puedes ajustar cada creación mejor a cada persona, a sus gustos, a vuestras vivencias en común. Si se te dan bien las manualidades no te costará mucho esfuerzo hacerlas. Si tienes hijos pequeños puedes pedirles que te echen una mano, con lo que vuestras postales navideñas serán únicas y aún más especiales. De paso, los tendrás un buen rato entretenidos.

Una vez ya te hayas hecho con las postales llega el momento de ponerse a escribir. Te hacemos una recomendación: no lo dejes para el último momento, sobre todo si te has hecho con un buen puñado de ellas. Si haces esto acabarás escribiendo a todos lo mismo, crearás un mensaje que se repetirá y perderán buena parte de su encanto.

Elige un momento para escribir

Para evitarlo saca un ratito cada día para escribir una o dos postales. Elige un momento de tranquilidad, quizás a última hora de la noche, cuando los demás se han acostado, o después de comer, cuando otros están centrados en sus tareas. Basta con dedicarle cinco minutos para pensar en la persona que va a recibir tu postal y escribir algún recuerdo en común, tus buenos deseos para estas fechas, hacer propósitos para el nuevo año -uno de los más habituales es verse más a menudo.

Sorpresa postalesCOn este especial regalo, conseguiremos sorprender y emocionar a nuestros seres queridos

El tamaño de las postales es muy reducido, por lo que si se te ocurren muchas cosas que contarle te recomendamos que plasmes ahí un mensaje pequeño y en una hoja que introducirás en el sobre le cuentes todo eso que se te ha ocurrido. Si hace tiempo que no os veis es un bonito detalle meter también una fotografía o algún pequeño detalle que te ha hecho pensar en el destinatario.

Una vez ya tengas tus postales no queda nada más que enviarlas. Basta ponerles un sello y dejarlas en un buzón o llevarlas a la oficina de Correos y recuerda que tardarán unos días en llegar. Lo que te garantizamos es que quien lo reciba se va a emocionar al abrir el sobre y vas a hacer más especial su Navidad.

Te puede interesar

Comentarios