Menú
AVENTURA NAVIDEÑA

Nochevieja en París: despedir el año de una forma romántica

La capital parisina se presenta como una de las mejores anfitrionas en estas fechas navideñas, haciendo que sus turistas disfruten por todo lo alto de su decoración y de sus característicos rincones.

A pocos días de echar el cierre final a un año cargado de buenos y malos momentos, anécdotas y triunfos personales, los nervios por hacer que este día sea completamente especial comienzan a invadir a todos y cada uno de los habitantes de todo el mundo. Preparaciones decorativas para que nada falte en la mesa, largas horas en la cocina para dar con el menú perfecto, días de compras eligiendo el modelito perfecto... Una serie de rituales que, pasen los años que pasen, siempre nos acompañarán en este clásico 31 de diciembre.

Sin embargo, también hay a quienes les da por huir de lo tradicional y recibir a un nuevo año cargado de ilusiones de forma muy diferente, con cierta exclusividad y repleto de mucho, pero que mucho, amor. Y es que, ajenos a lo que pueda ocurrir en las ya típicas cenas familiares, hay que decir que también muchas parejas se animan en estas fechas navideñas para hacer sus maletas, elegir uno de sus destinos preferidos y poner rumbo a una Nochevieja de esas que nunca se olvidan.

París alumbrado por las luces de Navidad París alumbrado por las luces de Navidad

Planes totalmente distintos a los que estamos acostumbrados a vivir en esta última noche del año y que animan, por supuesto, a que cada detalle salga más que perfecto. Y el hecho de viajar a las principales capitales europeas suele ser, con diferencia, una de las más comunes atracciones en estas fechas tan señaladas. Destinos donde la celebración de Año Nuevo se ha convertido ya en un verdadero atractivo turístico y que animan a cualquiera a vivirlo, al menos, una vez en la vida. Espectáculos, fuegos artificiales, cuenta atrás...

Una serie de ritos que invitan a conocer las costumbres de cada país más de cerca y que provocan en quienes lo viven una sensación que, seguro, estará presente en sus memorias de por vida. Porque nunca está de más dejar a un lado las 12 uvas de la suerte y las campanadas de la Puerta del Sol de Madrid y dejarse llevar por nuevas aventuras y sensaciones. Y si se está acompañado de esa persona a la que tanto queremos, la cosa parece tomar un sentido mucho más especial del que imaginamos.

Una Nochevieja en la Ciudad del Amor

Y como tal, la ciudad elegida para disfrutar de una Nochevieja de ensueño debe ser uno de esos lugares donde, se mire donde se mire, se pueda respirar constantemente amor verdadero. Teniendo esa idea en mente, tan solo se nos viene a la cabeza un destino europeo que pueda dar a sus visitantes momentos realmente tiernos y pasionales. Y no es otra que la mágica y fascinante ciudad de París, considerada por muchos como la Ciudad del Amor. Así, tomando esta etiqueta universal como referente, la elección no podría ser otra que la capital francesa.

El museo del Louvre cubierto de nieve El museo del Louvre cubierto de nieve

Uno de los enclaves mundiales capaz de seducir hasta al más impasible y que desde siempre se ha alzado como uno de los destinos favoritos para este tipo de viajes. Y culpa de ello la tienen, por supuesto, cada uno de los monumentos, parques, museos y calles que componen a esta maravillosa y atractiva ciudad. Pero si ya de por si logra calar bien fuerte y enamorar en días normales, prepárense para conocer todos los detalles que ofrece con vistas a una Nochevieja de puro infarto.

Para empezar, bañándonos en una lluvia de luces y colores navideños por sus característicos rincones parisinos. Una decoración que saca a relucir lo mejor de cada lugar y que anima a cualquiera a visitarlo nada más caer la noche. Aunque eso sí, acompañados de nuestras mejores prendas de abrigo. Así, la famosa Avenida de los Campos Elíseos, por ejemplo, se convierte en una parada obligada para todo viajero que se anime a visitar París durante la Nochevieja.

¿Los culpables? Sus más de 300 árboles decorados como si una lluvia de meteoritos estuviera cayendo sobre ellos. Un camino de ensueño que conduce a sus visitantes a un mágico paseo desde el Arco del Triunfo hasta la Plaza de la Concordia y cuyo mercado navideño, situado al final de la avenida, invita a llevar más de un regalo de vuelta. Aunque, por supuesto, a este enclave parisino le siguen otros lugares cuya decoración navideña tampoco te puedes perder.

Las calles de París inundadas de luces de Navidad Las calles de París inundadas de luces de Navidad

Cenas, espectáculos y pistas de hielo navideñas

La fachada de la Catedral de Nôtre Dame, las Galerías Lafayette, los escaparates de sus tiendas más representativas, los Campos de Marte, Trocadero, la Torre Eiffel, los hoteles más característicos y lujosos de la ciudad, la exclusiva Avenida Mountaigne, la Plaza Vendôme y sus aledaños... Una serie de citas que, sí o sí, deben estar incluidas entre tus planes y que harán que nunca te olvides de este maravilloso viaje. Aunque si también eres de los que les gusta terminar el año con un toque de pura diversión y aventura, París estará ahí para ayudarte.

¿Y qué mejor que compartiendo risas y carcajadas en las mejores pistas de hielo navideñas de la ciudad? Sin duda, uno de los sitios que mayor atracción provocan en estas fechas tan señaladas y que hacen que tanto familias al completo como parejas disfruten de una experiencia realmente divertida. ¿Pero dónde se encuentran exactamente? Hôtel de Ville, los jardines de Trocadero, los Campos de Marte, los Campos Elíseos, el primer piso de la Torre Eiffel y el Grand Palais son, por ejemplo, algunos de los enclaves parisinos con las mejores pistas de hielo de estas Navidades.

Por su parte, y para hacer de una Nochevieja en París una experiencia completamente inolvidable, no hay que olvidar echar un vistazo a los mejores espectáculos y ofertas gastronómicas que la capital francesa ofrece en esta última noche del año. Eventos donde, por un lado, se unen los grandes clásicos parisinos con propuestas culinarias de escándalo, como ocurre con la representación de Nochevieja el clásico Moulin Rouge, y entornos mucho más cálidos y románticos para que tú y tu pareja recordéis siempre este viaje.

Navidad en París Navidad en París

En este caso, parece que cenar a bordo de pequeñas embarcaciones de lujo, mientras se disfruta de un agradable paseo por las aguas del río Sena, se ha convertido ya en todo un clásico. Aunque para aquellos que sufran mareos con facilidad, mejor tener pensado un plan sobre tierra. Y eso en París no resulta ser tarea difícil, ya que los restaurantes más característicos de toda la ciudad se encargan de elaborar y ofrecer planes para una Nochevieja especialmente única.

El restaurante del último piso de la Torre Eiffel, el barrio de Montmartre y el Barrio Latino son, sin ninguna duda, los que se llevan la medalla de oro en este tipo de acontecimientos. Lugares característicos de la ciudad que se atreven a proponer una última noche del año muy especial y que animan a viajar a cualquiera. Así que si eres de esos atrevidos a los que les encanta innovar en fechas tan importantes como éstas, no te lo pienses más e incluye entre tus planes una espectacular visita a la Ciudad del Amor. Lograrás enamorar a tu pareja aún más.

Artículos recomendados

Comentarios