Menú
Pescado de Navidad: Langostinos en tempura
Pescado de Navidad: Langostinos en tempura

Pescado de Navidad: Langostinos en tempura

El marisco es uno de los productos que no suele faltar en una comida o cena de Navidad y entre todas las posibilidades los langostinos son los que más se repiten.

Tipo

Pescados

Tiempo

30 minutos

Porciones

6 Personas

Dificultad

Fácil

Ingredientes para 6 personas

- 1Kg de langostinos

- 1 paquete de harina de tempura

- Aceite de oliva

- Agua muy fría (o cubitos de hielo)

Cocidos o a la plancha son las preparaciones más habituales, pero existen otras igual de deliciosas, o más. Langostinos en tempura es un modo diferente de cocinarlos y también una forma original de incorporar pescado al menú.

La receta no lleva ninguna complicación, aunque sí algo más tiempo en la cocina que las otras propuestas. Lo más laborioso es pelar y limpiar los langostinos antes de cocinarlos, algo que podemos hacer incluso el día antes. De este modo a la hora de preparar la comida sólo debemos rebozar y freír el marisco, que apenas nos llevará unos minutos.

Limpiar los langostinos

Los langostinos en tempura están ya listos para comer, por lo que deben estar limpios. La tarea lleva varios minutos, especialmente si son muchos los comensales invitados por Navidad, y se ha de hacer a conciencia, como si estuviéramos limpiando pescado. Hay que retirarles el exterior, algo que hacer uno a uno, con paciencia y con delicadeza para evitar llevarnos algo de carne en el proceso. También retiraremos la cabeza y todas estas cáscaras las podemos usar posteriormente para, por ejemplo, preparar una fumet y hacer, por ejemplo, una sopa de pescado.

Hay que limpiar bien los langostinosHay que limpiar bien los langostinos

Después de pelar los langostinos habrá que retirar el cordón intestinal, que al fin y al cabo son impurezas que a nadie le gusta llevarse a la boca. Para quitarlo nos ayudaremos de un cuchillo o de un palillo, cada uno con la herramienta que mejor se sienta. Se realiza una leve incisión y luego se retira. Normalmente sale todo de una vez, pero si se rompe habrá que sacarlo de varias veces. Podemos ayudarnos de unas pinzas de depilar que hayan sido desinfectadas antes de entrar en la cocina.

Una vez limpios los langostinos hay que reservarlos hasta minutos antes de ir a comerlos, porque se consumen en caliente. Los ingredientes que necesitamos son agua muy fría (pueden añadirse incluso cubitos de hielo), harina de tempura y aceite de oliva para freír el marisco. Antes de iniciar el proceso hay que salar los langostinos.

Rebozar en tempura

El rebozado en tempura es bastante diferente al tradicional de nuestra cocina que incluye harina y huevo. Para empezar se sustituye el huevo por agua, lo que hace que sea más ligero y más crujiente. La harina de tempura no es toda igual, así que para rebozar los langostinos hay que seguir las instrucciones de cada fabricante.

Hay quien además de emplear agua y harina en el rebozado añade a la mezcla huevo. Depende en parte de la harina de tempura que se hay comprado, así que es recomendable experimentar en la cocina cuando no haya una celebración importante como las de Navidad, sino hacerlo antes.

La mezcla de rebozado tiene que ser ligera y con cierto tono amarillento. Recuerda en parte a la de los crepes. Se introducen los langostinos, se deja que la mezcla los cubra bien y luego se llevan a una sartén con abundante aceite de oliva y muy caliente (la temperatura ideal son 200º). Apenas habrá que dejarlos unos segundos, hasta que veamos que el exterior está dorado. Dejar sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite y servir en caliente.

Los langostinos en tempura se pueden presentar en pinchosLos langostinos en tempura se pueden presentar en pinchos

Acompañamientos

Los langostinos en tempura se sirven, habitualmente, acompañados de alguna salsa. La de soja es la más habitual y es fácil de encontrar en el supermercado. Bastará servirla en unos pequeños cuencos o salseras. Aunque no tenga vinculación asiática como el soja la salsa tártara suele combinar muy bien con esta receta.

A la hora de llevar los langostinos a la mesa no resulta muy estético servirlos en una gran fuente y que cada comensal se sirva en su plato. Además, al acumularlos se podría estropear la tempura. Resulta mejor utilizar los palillos de brochetas para engarzar un langostino en cada uno. Se pueden servir luego en un recipiente con cierta altura, como jarras que sean anchas, y que los invitados vayan cogiendo.

Consejos

Trucos para una buena tempura

El principal secreto para que una receta de tempura salga bien es practicar. Después de hacerla varias veces sabremos qué mejor harina se adapta y le habremos cogido el truco a la combinación entre harina y agua.

La tempura ideal debe quedar prácticamente transparente, que a través de ella se identifique claramente el color del alimento que reboza. Si no queda así es que no se han ajustado bien las proporciones de harina y agua. Si está más opaca es que, probablemente, necesite más agua.

Comentarios