Menú
Navidad en Brasil: tradiciones, celebraciones y las ciudades navideñas

NAVIDAD BRASILEÑA

Navidad en Brasil: tradiciones, celebraciones y las ciudades navideñas

La Navidad en Brasil es uno de los eventos más esperados del año. Repasamos cuales son las costumbres, ritos y tradiciones que envuelven a la Navidad en este país.

Navidad en Brasil: tradiciones, celebraciones y las ciudades navideñas

La Navidad en Brasil es uno de los reclamos más populares del territorio por lugareños y forasteros, y aunque muchas personas no conocen a este país de clima tropical por sus festejos navideños, lo cierto es que la Navidad se vive a lo grande en Brasil, siendo uno de los momentos más mágicos y esperados por los brasileños.

La Navidad tiene una base cristianaLa Navidad tiene una base cristiana

La cultura brasileña es una de las más ricas del mundo y es que está compuesta por una mezcla cultural indígena, portuguesa y africana, a la que hay que añadirle las costumbres que se han integrado de inmigrantes italianos, alemanes, españoles, franceses, libaneses y japoneses que se instalaron en este territorio hace siglos. Aunque la celebración de la Navidad tiene una base cristiana, la mezcla cultural tan diversa hace que estos días se llenen de supersticiones, mitología y creencias varias, desde dioses a los que hay que rendirle tributo en estos días, hasta misas para celebrar la llegada de Jesucristo.

A pesar de que las temperaturas que alcanzan las diferentes ciudades de Brasil en estas fechas no puedan acompañar a la típica imagen de ciudades nevadas tan características de la Navidad, los brasileños ponen esfuerzo y esmero en decorar sus ciudades a lo grande con árboles de Navidad, muñecos de nieve, luces, belenes y, por supuesto, con la llega de Papa Noel, que es quien trae los regalos a los niños en Brasil, eso sí, con traje de seda debido a que las temperaturas impiden a Santa Claus visitar a los niños con su típico traje rojo.

La Navidad en Brasil no acaba gasta CarnavalesLa Navidad en Brasil no acaba hasta Carnavales

Estas fiestas empiezan a finales de noviembre con festivales, ritos y con alguna que otra tradición que puede sorprender a los turistas que visiten Brasil en estas fechas. La Navidad no acaba oficialmente hasta después de los Carnavales por lo que en total suma casi dos meses de festejo navideño. A continuación, detallaremos un poco como se vive la Navidad en este territorio y cuales son las costumbres y tradiciones de los brasileños.

Gramado y Canela, las ciudades de la Navidad

Ambas ciudades se encuentran separadas por apenas 8 kilómetros, y a los turistas siempre les sorprende la imagen que se encuentran, y es que son las de estilo más europeo del territorio, caracterizadas por hileras de flores, pinos, casas de piedra y madera. Tanto es así que Gramado es conocida como la Suiza brasileña. Ambas sufren una increíble transformación cuando llega la Navidad, y es que todo se transforma en un entrañable paisaje navideño, desde las tiendas y casas hasta los hospitales y diferentes centros del territorio.

La Navidad en estas ciudades dura 81 días consecutivos comenzando el 26 de octubre y finalizando el 14 de enero. Las calles se decoran con todo tipo de objetos navideños: muérdagos, papa noeles, renos, candelabros, muñecos de nieve... Todo lo que se puede ver aquí te transporta a estas entrañables fiestas.

El festival de la Nativitatem

Una de las atracciones turísticas más populares de la ciudad de Gramado y de Brasil en general es la Nativitatem, o festival de la Natal Luz, un espectáculo lleno de magia donde el lago Joaquina Rita Bier se convierte en el escenario en el que se celebran bailes y se lanzan fuegos artificiales al más puro estilo navideño.

En el lago Joaquina Rita Bier se celebran bailes y se lanzan fuegos artificialesEn el lago Joaquina Rita Bier se celebran bailes y se lanzan fuegos artificiales

En este espectáculo se cuenta el origen de la Navidad, es decir, el nacimiento de Jesucristo, pero este festival no se queda aquí y también narra la creación del universo por Dios mediante un espectáculo de luces totalmente asombroso.

Arvore de Natal da Lagoa

Uno de los mayores símbolos de la Navidad en Brasil es el famoso Árbol de Navidad de la Lagoa Rodrigo de Freitas, en el sur de Río de Janeiro. Este famoso árbol de Navidad mide 85 metros de altura, lo que es equivalente a un edificio de 28 pisos, y está sostenido por 11 flotadores.

Árbol de Navidad en la Laguna Rodrigo de FreitasÁrbol de Navidad en la Laguna Rodrigo de Freitas

La primera vez que se construyó fue en 1996, y su presentación es la que marca el inicio de la temporada navideña en la ciudad. Su inauguración suele tener lugar entre el 25 de noviembre y el 2 de diciembre de cada año. Por desgracia, los únicos años que este majestuoso árbol no se construyó fue en 2020 y 2021, coincidiendo con la pandemia, lo que impidió poder llevar a cabo esta tradición.

La Missa do Galo

Por normal general la celebración de Nochebuena se realiza de forma normal siguiendo un poco la tradición estadounidense, los brasileños suelen comer pavo asado, jamón y salteado de verduras, pero es cierto que los más devotos suelen acudir a la famosa Misa del Gallo.

Esta es una misa celebrada a medianoche que deriva de la leyenda que cuenta que el 24 de diciembre a medianoche un gallo cantó con una fuerza incomparable a otro animal para anunciar la llegada de Jesucristo, es por este motivo por el que los creyentes celebran esta misa de medianoche en la que se encienden las velas de Adviento y se recibe la comunión como celebración del nacimiento de Dios.

La ofrenda de las flores

Una de las tradiciones más antiguas que se celebra en Navidad en Brasil es la ofrenda de las flores para la diosa Yemanjá, tradición que se ha convertido prácticamente en un festival en el que se reúnen cientos de personas. Esta tradición fue traída a Brasil por los esclavos africanos hace siglos y, aunque en un inicio se celebraba en Copacabana, en la ciudad de Río de Janeiro, actualmente se ha extendido por todo el territorio.

Las flores deben quedar en el marLas flores deben quedar en el mar

La tradición cuenta que para empezar el año con buen pie se debe rendir homenaje a la diosa Yemanjá, la diosa del mar. Para esto se deben llevar obsequios a la diosa, especialmente flores, y procurar que estas queden en el mar. Según la leyenda, si haces esto, tendrás fortuna en todo el año.

La carrera de San Silvestre

Una de las tradiciones más populares de Brasil es la carrera de San Silvestre. La primera se realizó en Sao Paulo en 1925 y fue iniciada por el periodista Cásper Líbero, quien creó la carrera basándose en otra celebrada en París.

La carrera de San Silvestre se celebra en varios países del mundoLa carrera de San Silvestre se celebra en varios países del mundo

La carrera de San Silvestre originariamente comenzaba a las 23:40 horas del 31 de diciembre. Las personas que participaban en ella corrían con antorchas en las manos hasta la llegada del año nuevo. Actualmente ya no se realiza por la noche para que la cantidad de personas que se sumen a esta tradición sea mayor. Esta carrera también se celebra en otros lugares como España, Costa Rica, Colombia y México.

Supersticiones en Brasil

Los brasileños, como los españoles, también tienen sus propias costumbres y tradiciones que realizan en Navidad para darle la bienvenida al año con buen pie. Aunque quizás en España la más famosa sea la de tomar 12 uvas, en Brasil cuentan con algunas más variopintas:

  • Empieza con buen pie: Si quieres empezar el año con el pie derecho deberás dar tres saltos con un solo pie mientras sostienes una copa de champán en la mano, si consigues no derramar ni una sola gota, tendrás suerte todo el año.
  • Saltar 7 olas a medianoche: Cuando el reloj marque las 12 de la noche deberás acudir a la playa más cercana y saltar siete olas mientras pides un deseo por cada una. Esta tradición viene de una leyenda de Umbanda relacionada con la Diosa del Agua Lemanjá, proveniente de la religión afrobrasileña. Si realizas este rito, en año nuevo la diosa te proveerá de fuerza para superar todas las adversidades del año.
  • El color de la ropa importa: En España tenemos la costumbre de llevar algo rojo para dar la bienvenida al año, pues en Brasil tienen la misma costumbre solo que ellos utilizan el blanco. La elección del blanco se debe nuevamente a una leyenda afrobrasileña relacionada con el dios Oxalá, representante de la creación y la pureza. Al llevar alguna prenda blanca, estarás bajo su protección y tendrás energía, amor y sabiduría en el nuevo año. Por otro lado, la ropa interior debe ser multicolor, y es que cada color simboliza lo que se quiere conseguir en este nuevo año. Por ejemplo, el blanco representa la paz y la armonía, el rojo la pasión, el naranja el éxito laboral, el verde la salud, el azul la tranquilidad y la amistad...
  • Siempre sobre terreno elevado: La cuenta atrás hasta llegar a las 12 de la noche se tiene que realizar sobre una superficie elevada, por lo que es frecuente ver a brasileños subidos a sillas, mesas, sofás e incluso a hombros de otra persona para comenzar el año con buen pie, eso sí, hay que tener en cuenta que al bajarte debes hacerlo con el pie derecho para atraer la suerte a tu vida.

Río de Janeiro al atardecerRío de Janeiro al atardecer

Si te animas a visitar el territorio en estas fechas no pierdas la oportunidad de vivir la Navidad como un auténtico brasileño sumándote a sus costumbres, ritos y tradiciones, ya que lo cierto es que aunque no proceses ninguna religión o no al menos la del país, merece la pena adentrarse en estos eventos por la belleza y magia que los envuelve y que te transportarán a un autentico paraíso navideño.

Te puede interesar