Menú
Dulce de Navidad: Tarta de tres chocolates
Dulce de Navidad: Tarta de tres chocolates

Dulce de Navidad: Tarta de tres chocolates

La tarta de tres chocolates es un postre sencillo de realizar, es un postre básico y que te saca de cualquier apuro. ¡Con su delicioso sabor conquistarás a tus comensales!

Tipo

Postres

Tiempo

30

Porciones

12 Personas

Dificultad

Fácil

Ingredientes para 12 personas

-Para la base: 300 g de galletas y 100 de mantequilla

-Relleno de chocolate negro: 150 g de chocolate negro de repostería, 200 ml de nata líquida, 200 ml de leche y un sobre de cuajada.

-Relleno de chocolate con leche: 150 g de chocolate con leche, 200 ml de nata líquida, 200 ml de leche y un sobre de cuajada.

-Relleno de chocolate blanco: 150 g de chocolate blanco, 200 ml de nata líquida, 200 ml de leche y un sobre de cuajada.

Cómo hacer tarta de tres chocolates

Para elaborar la tarta empezaremos creando la base, para ello trituraremos las galletas bien utilizando un robot de cocina o simplemente machacando las galletas con el mortero dentro de un tupper o en su defecto, en una bolsa de plástico. Cuando estén bien trituradas le añadimos los 100 gramos de mantequilla derretida y formamos una masa que iremos introduciendo en el molde que hayamos escogido, pero siempre forrado con papel de horno en la zona de abajo para un mayor deslizado. Guardamos en la nevera para que la masa obtenga un tamaño y firmeza óptima.

Funde bien el chocolate y consigue una mezcla compactaFunde bien el chocolate y consigue una mezcla compacta

Deberás decidir cuál será tu preferencia entre los tres chocolates a la hora de realizar cada capa. Nosotros optamos por colocar la capa de chocolate negro la primera, que tras la elaboración de los otros dos chocolates quedará en última posición. Utilizaremos un cazo al que añadiremos la nata y los 100 mililitros de leche a calentar, dejando los otros 100 para mezclarlos son el sobre de cuajada y evitar que queden grumos.

Una vez esté caliente la nata y leche, añadiremos el chocolate negro en trozos menudos y removeremos hasta que se disuelva bien el líquido. Añadimos la mezcla de la leche con la cuajada y lo dejamos en el fuego hasta que comience la ebullición, eso sí, sin dejar de remover y añadiendo una cucharada de azúcar para que no tenga un sabor tan amargo. Vigila bien que no se quede pegado en el fondo del cazo. Una vez obtengamos la crema de chocolate negro la verteremos sobre la base para que vaya cuajando en la nevera mientras preparamos la siguiente capa.

Para preparar la del chocolate con leche seguimos las mismas instrucciones que para el anterior, lo único que cambia es el tipo de chocolate. Una vez cocida esta crema la vertemos encima de la de chocolate negro vertiéndola con cuidado por encima de una espátula para que no nos agujeree la capa de chocolate negro. No obstante, es importante que rayes con un tenedor la capa que de chocolate negro para evitar que se mezcle con la nueva que vamos a verter. Volvemos a dejar reposar mientras preparamos la última capa.

Un dulce delicioso listo para servir[Un dulce delicioso listo para servir

Realizamos el mismo proceso que las otras dos veces, pero con el chocolate blanco, a este sin añadir azúcar debido a el dulce sabor con el que cuenta, y acabamos echando la capa de chocolate blanco como capa final. Dejamos un mínimo de seis horas en la nevera para que cuaje perfectamente y desmoldamos con cuidado una vez bien fría.

Cuando haya conseguido un cuajado sensacional, la sacaremos y pasaremos a decorarla. A la hora de presentarla es muy importante que hagas la elección idónea, bien sea añadiendo galleta desmenuzada, bolitas de chocolate o simple sirope de chocolate o caramelo.

Consejos

La elección de las galletas variará según el gusto del repostero, pero a nosotros nos gustan las digestive que le dan un toque y un sabor espectacular.¡Disfruta elaborando este sencillo postre y triunfarás esta Navidad!

Comentarios