Menú
Postres de Navidad: Gelatina de cava
Postres de Navidad: Gelatina de cava

Postres de Navidad: Gelatina de cava

Un postre fácil, elegante, llamativo y nutritivo con el que sorprender a tus comensales.

Tipo

Postres

Tiempo

75 minutos

Porciones

4 Personas

Dificultad

Fácil

Ingredientes para 4 personas

- 350 ml de cava (suele ser 1/2 botella)

- 4 hojas de gelatina o 7 gr de gelatina en polvo (neutra)

- 3 cucharadas de azúcar

- Zumo de medio limón

La gelatina de cava, que es presentada en una copa junto con frutos rojos, hará que nuestros comensales piensen que nos hemos saltado el postre para pasar directamente al brindis, pues a simple vista parece una copa de cava. Sin embargo, se trata de gelatina, un postre que, aunque no lo parezca, es nutritivo porque contiene muchas proteínas, además de agua.

Antes de empezar a hacer la receta, es necesario saber que es aconsejable prepararlo por la mañana o el día anterior, porque necesita varias horas en la nevera para que solidifique.

La receta paso a paso

Paso 1: Cortamos las 4 hojas de gelatina en tres partes y las metemos en un bol con agua durante 5 minutos. Después, se sacarán y escurrirán.

Paso 2: Calentamos en un cazo o cazuela pequeña parte del cava, el zumo de limón y el azúcar. Si queremos que el postre final tenga un sabor más fuerte a cava, pondremos en este paso la cantidad mínima de cava necesaria para que el azúcar se disuelva en ella. Si, por el contrario, queremos que tenga un sabor más suave y dulce, echaremos más cantidad de cava en este momento.

Gelatina de coloresGelatina de cava con frutos rojos

Paso 3: Cuando se haya calentado la mezcla y se hayan disuelto bien los ingredientes, introducimos las hojas de gelatina escurridas en él (o la gelatina en polvo), y removemos para que se deshagan bien. Añadimos entonces lo que resta de cava, y lo seguimos removiendo un poco, aunque esté hirviendo.

Paso 4: Apagamos el fuego y vertemos el líquido en las copas. Recién calentada la gelatina, se encuentra en estado líquido, así que no os preocupéis porque después solidificará. Añadimos a cada copa algunos frutos rojos, en este caso hemos utilizado 4 frambuesas para cada copa, pero podemos utilizar lo que queramos.

Paso 5: Vamos a introducir las copas en la nevera, donde tendrán que estar mínimo 4 o 5 horas para que la gelatina solidifique. Para evitar que adquiera sabores de otros alimentos de la nevera, lo taparemos con film transparente.

Emplatado y presentación

Cuando saquemos las copas de la nevera, veremos que la gelatina es completamente sólida, y los frutos se encuentran inmersos en ella. La suerte de este postre es que en su propia elaboración se incluye el emplatado, así que no tenemos más que servirlo a nuestros comensales. Las frutas sirven de decoración, además al tratarse de frutos rojos, acompañan al resto de la decoración de Navidad de la casa. También podemos incluir unas hojitas de menta o hierbabuena, el color verde va genial también en Navidad.

Lo más original de la receta es que el resultado es similar a una copa de cava, pero que en vez de beberla vamos a comerla a cucharadas, y atrae la curiosidad de todo invitado.

Consejos

Trucos y sugerencias

Los frutos tienden a flotar en el líquido de la gelatina, y cuando solidifica, quedan sumergidas en la parte superior de la copa. Si preferimos darle un toque más original y hacer que quede, por ejemplo, media fruta fuera de la gelatina, no tenemos más que esperar a que el líquido empiece a solidificar, no del todo, y añadirlas en ese momento.

Si no nos agrada mucho el sabor del cava, podemos añadir más azúcar o limón a la receta, además de suavizar el sabor añadiendo mayor cantidad de cava en el paso 2. También podemos utilizar, en vez de cava, sidra achampanada, que tiene un sabor más dulce y suave.

Comentarios