Menú
Navidad en familia: ideas para divertirse con los tuyos

PARA EL RECUERDO

Navidad en familia: ideas para divertirse con los tuyos

Te proponemos algunas ideas y planes para que aproveches, saques partido y tengas el mejor recuerdo de estas navidades.

Navidad en familia: ideas para divertirse con los tuyos

Las fiestas navideñas son un momento para disfrutar en familia y con los amigos y aprovechar el máximo tiempo posible ese espacio que compartimos con los seres más queridos. Es un tiempo en que nos reunimos con gente a la que hace tiempo que no vemos -probablemente desde la Navidad anterior- y resulta habitual que agotemos los temas de conversación y las cosas que hacer bastante pronto.

Aprovechar y no dejar pasar el tiempo con silencios es una meta común de la familiaAprovechar y no dejar pasar el tiempo con silencios es una meta común de la familia

Es por ello que resulta buena idea tener a mano una serie de juegos y actividades con las que entretener a la familia y evitar silencios incómodos en casa o que se creen subgrupos entre los más conocidos. De ocurrir esto no disfrutemos de la Navidad en familia, por lo que hay que tratar de ponerle remedio. Es un tiempo para disfrutar todos juntos, especialmente de aquellos que durante el resto del año no tenemos demasiado cerca.

En casi todas las familias se juntan diferentes generaciones durante las fiestas de Navidad, por lo que hay que buscar algo que atraiga tanto a los niños pequeños como a los abuelos, algo que no es siempre fácil de encontrar. Por ello es mejor no dejar nada pendiente de la improvisación y planificar con cierta antelación qué hacer.

Los juegos de mesa, el clásico

Lo más clásico en Navidad es reunir a toda la familia entorno a una mesa a rebosar de comida. Lo segundo más clásico es, probablemente, sustituir el marisco y los turrones por los juegos de mesa. Podría decirse que, salvo quizás algún domingo de invierno en que el tiempo no acompaña, es la única época del año en que le damos salida.

Hay multitud de ellos entre los que elegir, desde las últimas novedades comerciales hasta los más clásicos. Decidir con cuál quedarse dependerá, en buena parte, de los gustos de las personas que tengamos en ese momento en casa. La idea es que todos participen y se lo pasen bien, así que está totalmente fuera de lugar jugar a algo que algunos no entienden o con los que no se sienten cómodos por no tener la misma habilidad que otros.

Si no queremos buscar juegos demasiado complicados nada mejor que echar mano de los clásicos. El parchís o el juego de la oca tienen una reglas de funcionamiento de lo más sencillas, por lo que no resultará difícil que todos sean capaces de seguirlas.

Con el bingo todos los miembros de la familia pueden jugarCon el bingo todos los miembros de la familia pueden jugar

Juegos intergeneracionales

Y si queréis sumar un poco de emoción a la Navidad en familia -o sois demasiados para este tipo de juegos- nada mejor que hacerse con un bingo. Es el plan perfecto para cuando sois muchos en casa porque no hay límite de participantes y además si alguien se cansa de jugar siempre puede encargarse de extraer las bolas o cantar los números. No os olvidéis de admitir apuestas para darle más intensidad a la competición. No hace falta que sean grandes cantidades de dinero, basta jugar con céntimos.

Las cartas son otro de esos juegos que son ideales para practicar entre varios miembros de la familia. Casi todos hemos aprendido a jugar de la mano de nuestros abuelos en un día de invierno en que ya no sabían como entretenernos. Es bonito mantener esa tradición y ver como los más pequeños de la familia tratan de ganarle una mano a los mayores.

¿Queréis ver un intercambio de papeles? Nada como ver a los abuelos intentando hacerse con el mando de la consola y tratar de que el muñeco que les representa en la televisión haga lo que ellos pretenden. Los videojuegos no son sólo cosa de adolescentes y se pueden encontrar algunos juegos en los que pueda participar toda la familia, en equipos o en solitario.

Juegos sin infraestructura

Aunque es fácil hacerse con un bingo o una videoconsola no siempre podemos tener uno a mano, al igual que ocurre con los otros juegos que os comentamos anteriormente. No pasa nada, porque hay toda una serie de juegos que no necesitan ninguna infraestructura o algo tan simple como papel y boli. Cosas que todos tenemos en casa en cualquier momento.

Esos son los materiales, junto con un reloj o un móvil que haga de cronometro, que se necesitan para jugar a las películas o a cualquier otro juego en que unos tienen que interpretar o dibujar algo y los miembros de su equipo deben adivinar qué es lo que pretende decirles.

Aprovechando lo que pueda haber por casa se puede organizar también una búsqueda del tesoro, en el que éste pueden ser unos dulces o algunos regalos de Navidad. Está pensado para los más pequeños, aunque los mayores también pueden tomar parte y alguno ha de encargarse de controlar a los participantes.

En casa o de excursión, lo importante es disfrutar de la compañía de tus seres queridosEn casa o de excursión, lo importante es disfrutar de la compañía de tus seres queridos

Saca la estrella que hay en ti

Contar chistes, adivinanzas o historias de miedo son otros de los juegos que en cualquier momento podemos improvisar en casa. Y si aún quedan muchas horas de Navidad por delante y no sabemos qué hacer, ¿por qué no probar con un programa de talentos casero? Cada uno busca una habilidad para mostrar a los demás que es el mejor y puede usar para conseguirlo todo aquello que encuentre a mano, desde ropa o maquillaje hasta material de atrezzo.

Si lo que queréis es cantar, pues a hacerlo. Hoy en día no es necesario tener un karaoke en casa para improvisar una velada musical. Basta con buscar en internet vídeos musicales con la letra sobreimpresa y en los que sólo se reproduce la música. Ni siquiera se necesita un micrófono o un escenario para lucirse cantando.

Manualidades y cocina

Aprovechando que estamos en Navidad hay una serie de actividades propias de esta época del año que toda la familia puede hacer unida. Nos referimos a las manualidades y también a la cocina. A todos nos gusta echar una mano a la hora de preparar los postres o los aperitivos y a buen seguro que los encargados de los menús navideños agradecerán que les ayudemos un poco.

Con pocos materiales tales como papeles, rotuladores, pegamento, purpurina y tela podemos montar un talles de manualidades para toda la familia. Podemos preparar nuestras postales handmade, crear adornos para el árbol de Navidad e incluso preparar regalos 'do it yourself' para toda la familia sin apenas gastarnos un euro. Las manualidades unen, porque unos ayudan a otros en un ambiente distendido y de diversión.

Te puede interesar

Comentarios