Menú
Navidad: la historia y origen del mazapán

DULCE TRADICIONAL

Navidad: la historia y origen del mazapán

Junto al turrón y a los polvorones, el mazapán es un dulce que no puede faltar durante las fiestas. Sin embargo, esta pasta de almendra y azúcar genera mucha controversia cuando se trata de su origen.

Navidad: la historia y origen del mazapán

El turrón, los polvorones o los mantecados son los postres por excelencia de la Navidad, además del mazapán. Este delicioso dulce se cocina a partir de una mezcla a partes iguales de almendras trituradas y azúcar de la cual surge una masa a la que se le da forma, se pinta con huevo y se hornea. Estos mazapanes son conocidos alrededor de todo el mundo y en muchos países se han convertido en un imprescindible de las mesas navideñas. Sin embargo, a pesar de la popularidad de la que goza este dulce, todavía no se ha conseguido esclarecer cuál es su origen. Son muchas las leyendas que circulan alrededor del nacimiento del mazapán, siendo las más famosas las de Toledo y las de Sicilia. Y es que son muchos los países y las culturas que tratan de atribuirse el origen de este postre pero, de momento, no son más que suposiciones.

Un posible lugar de nacimiento: Toledo

Esta cuidad es conocida alrededor de todo el mundo por sus paisajes, edificios y cultura histórica. Pero también por sus dulces, entre los cuales destaca el mazapán. En este caso tampoco se ha logrado discernir una fecha concreta, ya que hay rumores que lo sitúan durante los años 850 y 900, pero hay quien estima que en realidad surgió durante el reinado de Alfonso VII en el siglo XIII. La leyenda cuenta que la población de Toledo se había visto mermada por las continuas plagas y sequías que asolaban la tierra, así como la lucha librada en Castilla en 1212 conocida como la batalla de las Navas de Tolosa. Ante tal situación, las monjas del convento de San Clemente de Toledo rogaron a su patrón que las ayudase a encontrar un remedio para la hambruna, mostrándoles éste el mazapán.

Fue un alimento contra la hambruna en Toledo en el año 850Fue un alimento contra la hambruna en Toledo en el año 850

Y es que en esos momentos el trigo destacaba por su escasez, pero no así las almendras y el azúcar que abundaban en sus despensas. A partir de ahí se convirtió en el alimento con el que dar de comer a la población y a los enfermos en el hospital, donde no era raro que se mezclase con otros ingredientes como deshechos de pechugas de pollo. Sin embargo, esta práctica terminó con el cuerdo de varios confiteros sellado en 1613 en el que se prohibía utilizar cualquier otro ingrediente en la elaboración de mazapán que no fueran almendras o azúcar blanco. Actualmente, el mazapán de Toledo atrae a miles de personas al año debido a su denominación de origen. Un dulce que se puede disfrutar durante todo el año y no sólo durante la Navidad.

La leyenda siciliana

Italia también tiene su propia teoría sobre el nacimiento de este dulce y, una vez más, tiene como protagonistas a las monjas. En este caso se habla de una mujer de origen noble, conocida como Eloisa Martorana, que fundó un monasterio en el año 1193. Fue en él donde las monjas que lo habitaban comenzaron a cocinar los primeros mazapanes, dándoles diferentes formas y decorándolos con colores gracias a pigmentos naturales que se extraían del azafrán, el pistacho o las rosas. Este dulce fue ganando cada vez más fama hasta llegar a todos los rincones del país, lo que propició que en el año 1575 se redactase una ley que prohibía a las monjas seguir cocinándolos bajo la excusa de que la repostería se había convertido en una labor que las distraía de sus verdaderas tareas relacionadas con lo religioso. Aún así, éstas lograron encontrar la forma de eludir la prohibición y continuar cocinando estos dulces.

Probablemente su origen no tiene nada que ver con la NavidadPie de foto

Su origen más probable

A pesar de todas las leyendas que corren alrededor del mazapán, lo más probable es que su origen sea árabe y que no tenga ninguna relación con la Navidad. Esto se debe a que guarda muchas similitudes con otros dulces de esta cultura, además de que la almendra y el azúcar eran dos de sus ingredientes más utilizados. De hecho, la primera referencia de este dulce se encuentra en la historia de 'Las mil y una noches', donde se habla del mazapán como un alimento afrodisíaco que también ayudaba durante el ayuno del Ramadán. Fue durante la invasión árabe del siglo VIII cuando el dulce llegó a la península ibérica y de ahí al resto de los países de Europa. Además, también los peregrinos y los cruzados debieron ayudar a que el mazapán fuera cada vez más conocido.

Otro de los aspectos que indican que el mazapán es realmente árabe es su propio nombre. Hay quienes apuntan que éste deriva del término árabe 'manthában' que hacía referencia al recipiente donde se almacenaba la pasta. Aunque también puede tener su origen en la palabra 'mauthaban' que, literalmente, significa 'rey sentado' en alusión a las diferentes formas que suele tomar el mazapán. Sin embargo, tampoco falta quien señala que la palabra mazapán surge de la unión de 'maza' -herramienta con la que se trituraban las almendras que luego se juntaban con el azúcar- y 'pan', por el aspecto final del dulce. En todo caso, es un dulce que siempre estará presente durante las fiestas navideñas envuelto en un halo de misterio que le confieren todas las leyendas y rumores que rodean a su nacimiento.

Receta de mazapán casero

A pesar de tratarse de un dulce con miles de años de historia, no hay que ir hasta Toledo o Sicilia para disfrutar de él. Si quieres preparar tu propio mazapán casero para estas Navidades puedes hacerlo fácilmente con esta receta.

Un mazapán casero será mucho más sanoPie de foto

  • Ingredientes:

    250 gr. de almendras crudas peladas

    250 g. de azúcar glas

    1 huevo mediano

  • Elaboración:

    Tanto las almendras como el azúcar tienen que estar triturados para que se integren perfectamente. Para ello puedes optar por comprar ya el azúcar glas y las almendras trituradas o bien comprarlos enteros y utilizar un robot de cocinar para molerlos en casa. En un recipiente amplio mezcla tanto las almendras como el azúcar y luego remueve para que se mezclen. A continuación, separa la clara de la yema del huevo, siendo ésta última la que deberás agregar a la mezcla. El siguiente paso será amasar con las manos hasta tener una pasta homogénea. Haz una bola con ella y envuélvela en papel film y luego deja que repose durante 30 minutos a temperatura ambiente. Por último, tan solo te quedará dar la forma que quieras a tus figuritas de mazapán cogiendo pequeñas porciones de la masa. Ve poniéndolas en una bandeja de horno cubierta de papel vegetal y, antes de meterlas en el horno ya calentado a 200ºC, píntalos con la yema de huevo batido. Tras 4 o 5 minutos en el horno ya podrás sacarlos y dejar que se enfríen antes de disfrutar esta Navidad de tus mazapanes caseros.

Te puede interesar