Menú
Roscones de Reyes originales

UN POSTRE DE REYES

Roscones de Reyes originales

Desde los más tradicionales a aquellos que esconden auténticas fortunas, todo ello sin perder la esencia y la particularidad que tanto les caracteriza.

Roscones de Reyes originales

Si hay algo que mejor define y caracteriza a las fiestas navideñas son todos aquellos productos gastronómicos que nos acompañan durante cada uno de estos días. El embutido, el marisco, los patés, los dátiles, el cordero, el pavo y, cómo no, el gran amplio surtido de dulces típicos siempre acaban amenizando comidas y cenas entre amigos y familiares. Un menú perfecto que, como de costumbre, aparece año tras año en millones de casas españolas y que, en el caso de los más arriesgados e innovadores, también va adquiriendo un aspecto un tanto diferente con el paso del tiempo.

Cambios en los que los ingredientes principales nunca pierden el protagonismo y que hacen de cada Navidad una celebración diferente. Aunque eso sí, la selección de postres, turrones, polvorones y toda clase de dulces navideños no parecen perder nunca esa peculiaridad que tanto les define. Sin embargo, el gran amplio abanico de posibilidades, cambios y experimentaciones que hoy en día ofrece la repostería, ha conseguido que su esencia también sufra alguna que otra variación, sin perder, por supuesto, la esencia que les hace brillar.

Los dulces navideños son esenciales en estas fechasLos dulces navideños son esenciales en estas fechas

Pequeños matices e ingredientes que se añaden para potenciar aún más su carácter y que, indudablemente, les acaba situando como los favoritos entre los postres. Como sucede actualmente, por ejemplo, con el roscón de Reyes. Un postre muy típico en tiempos de Navidad con muchos, pero que muchos, años de antigüedad al que se le ha sometido a ciertas modificaciones. Eso sí, siempre apto para cada gusto, conservando siempre esa personalidad que lleva arrastrando desde antaño. De esta forma, su imagen ha sido lo que menos ha influido a la hora de experimentar todos estos cambios, tomando su contenido como el protagonista de dichas experimentaciones.

Pero antes de adentrarnos en descubrir las variaciones que hoy en día podemos adquirir de este tan famoso roscón de Reyes, ¿por qué no sumergirnos en la historia y la tradición que le ha llevado a convertirse en uno de los postres más conocidos de nuestro país? Para ello, habrá que retroceder en el tiempo nada más y nada menos que hasta el siglo II a. C., rompiendo con la creencia de estar fielmente relacionado con el nacimiento de Jesús o con la llegada de los tres Reyes Magos. Nada de eso. Antiguamente, se encontraba estrictamente ligado con la celebración de las saturnales romanas, en honor a Saturno, dios de las cosechas y de la agricultura.

Un festejo que tomaba como fecha el mes de diciembre y cuya excusa no era otra que celebrar el punto y final del periodo más oscuro del año. A ella, además, podían acudir también los esclavos, quienes quedaban totalmente exentos de cualquier trabajo. De ahí que, con el paso del tiempo, acabara adoptando un segundo nombre: la 'fiesta de los esclavos'. Así, para que todo saliera más que perfecto y ningún detalle pasara por alto, comenzó a producirse o cocinarse este famosísimo dulce, el cual, en un primer momento, se trataba apenas de una torta de miel acompañada de frutos secos, higos e incluso dátiles.

El roscón de Reyes es el producto navideño más típico de EspañaEl roscón de Reyes es el producto navideño más típico de España

Interpretaciones nuevas del roscón

Como vemos, a pesar de todos esos miles de años, la esencia y la originalidad del conocido ahora como roscón de Reyes parece no haberse perdido. Incluso de la famosa haba, la cual fue introducida miles de años después de su nacimiento, allá por el siglo III a. C. Un acompañante de este dulce que, en la actualidad, anuncia al "afortunado" que debe hacerse cargo con los gastos del roscón pero que, por aquel entonces, suponía una buena prosperidad durante el resto del año a quien se la encontrara.

De esta forma, y tal y como se ha conocido al roscón hasta el momento, su abundante nata, su suave sabor a agua de azahar y sus pinceladas de frutas escarchadas siempre se han presentado como los acompañantes principales e indispensables en los roscones de Reyes tradicionales. Una receta que también requiere planificación, destreza y amor por la repostería y con la que se puede conseguir triunfar de cara a nuestros familiares más cercanos y amigos. ¿La clave del éxito? Tener bien claro tanto las cantidades como los productos necesarios para llevar a cabo la receta. Aquí es donde la calidad de los ingredientes a utilizar y el tiempo empleado entran en juego.

Es ideal acompañar el roscón de Reyes con un caféEs ideal acompañar el roscón de Reyes con un café

Sin embargo, hay que resaltar que el boom que actualmente ha sufrido el mundo de la cocina y la repostería, además de venir acompañado de todas las mejoras y perfecciones de muchas técnicas y materiales, ha permitido que la receta original del roscón sufra alguna que otra modificación, a mejor, claro. De ahí que ahora podamos encontrar roscones de Reyes de todo tipo, desde los que conservar al cien por cien su forma y el máximo protagonismo de su nata hasta los que consiguen cambiar todo sin perder su imagen original.

1 Uno de ellos, por ejemplo, es el roscón de Reyes al estilo red velvet. Un 'me lo pido' en toda regla en la que se combina la receta original de esta tarta tan contemporánea con la minuciosidad de aquel protagonista en las saturnales romanas. Una fusión de diez que Eva, la autora del blog 'Con aroma de vainilla', se atrevió a experimentar hace unos años y que le permitió unir, en un solo resultado, dos de sus postres favoritos. Además, sus suaves toques de cacao y su relleno de crema de queso y nata montada le hacen ser muy, pero que muy indispensable este 6 de enero.

2 Por otro lado, situamos también como uno de nuestros favoritos el roscón de Reyes con glaseado espejo de chocolate. Una variedad que consigue tomar potencial con su imagen brillante exterior y que la autora de Merceditas Bakery propone para convertirse en el auténtico rey de este día de Reyes. Un auténtico acierto, todo hay que decirlo. Y para ello, tan solo hace falta saber acertar en la composición y horneado del roscón, emplear un molde bundt para darle esa forma majestuosa y conseguir bañar nuestro dulce a la temperatura adecuada.

El roscón de Reyes con glaseado de chocolate es cada vez más popularEl roscón de Reyes con glaseado de chocolate es cada vez más popular

3 Asimismo, y para quienes prefieran dejar los artilugios de cocina para otro momento, también se dispone de la opción de poder comprar estos tradicionales dulces de Navidad en uno de los puntos gourmet más conocidos de la capital: la pastelería y cafetería Mama Framboise. Allí, parece ser que la variedad de sus rellenos le han convertido en una visita obligada durante estas Navidades. Chocolate, frambuesas, crumble de azúcar y canela, turrón de Alicante y Chantilly de limón, entre otros, se han postulado como las opciones favoritas de sus clientes. Además, pensado para los menos golosos, también se establece la posibilidad de adquirir el roscón que más nos guste pero en versión mini, como si de un bocadito se tratase.

4 Por otra parte, madrileños y asturianos estáis de suerte si sois de aquellos a quienes no les termine de convencer el relleno de los roscones. Pomme Sucre, una fabulosa pastelería de Gijón con sede también en la capital ha logrado buscar la solución a muchos problemas en el día de los Reyes Magos. Con nata, sin nata, con chocolate, sin chocolate, mitad nata y mitad chocolate... Pilar Vidal Laso, dueña de este establecimiento, ha sabido dar perfectamente con la solución. Y no es otra que presentar sus roscones sin ningún tipo de relleno y ofrecerlos con la nata aparte, para evitar también que se humedezca demasiado... ¡Bien pensado!

5 Aunque para sorpresas el que esconde el ya famoso roscón de Isabel Maestre, quien este año se encargará de elaborar un total de 500 piezas a base de los ingredientes más tradicionales. El afortunado que dé con la gran sorpresa que se encuentra, tan solo, en el interior de uno de ellos podrá disfrutar de un vale de 500 euros canjeable en la joyería de la firma San Eduardo. Un regalo que viene bastante bien durante la Navidad. Y como gran rival también se presenta uno de los grandes establecimientos por excelencia de nuestro país, el Corte Inglés. Entre los que allí se ofrecen se esconden nada más y nada menos que lingotes de oro, 1.000 para ser exactos. ¿Qué será lo próximo para las Navidades de 2018?

Te puede interesar

Comentarios