Menú
Dónde colgar la corona de Navidad

RINCONES MÁGICOS

Dónde colgar la corona de Navidad

La corona de Navidad es un elemento imprescindible de la decoración navideña, pero ésta no tiene por qué ir colgada en la puerta, sino que puede decorar una chimenea, un espejo o una pared.

Dónde colgar la corona de Navidad

Cuando se trata de decorar la casa con motivo de la llegada de las fiestas navideñas hay adornos que son imprescindibles. El árbol de Navidad, las guirnaldas de luces o las bolas de cristal son algunos de los elementos no pueden faltar en ningún hogar durante las fiestas, algo que también ocurre con la corona de Navidad.

La corona de Navidad es uno de los adornos que no pueden faltar en la decoraciónLa corona de Navidad es uno de los adornos que no pueden faltar en la decoración

Este adorno, que puede ser artificial o natural y hecho en casa, tiene una larga historia y forma parte de la tradición navideña desde que comenzase como un elemento imprescindible en los cultos paganos que se celebran en el norte de Europa hace cientos de años. Su significado es muy especial, y es que el círculo representa el ciclo de las diferentes estaciones y las ramas, las hojas y las piñas reflejan la naturaleza y la vida.

La puerta de entrada de la casa suele ser el sitio tradicional en el que se coloca esta corona de Navidad, dando la bienvenida a todos los invitados que vienen a traer sus mejores deseos durante esta época tan especial. Sin embargo, la puerta principal no es el único lugar en el que se puede colocar este adorno navideño. Si este año quieres innovar con la decoración, toma mucha nota de las siguientes sugerencias.

1. En la chimenea

La chimenea es uno de los rincones de la casa que mayor protagonismo gana durante las fiestas navideñas. Y es que no solo es la que calienta la casa cuando la temperatura exterior es heladora, sino que da al hogar un toque cálido y acogedor muy propio de las fiestas navideñas. No todo el mundo tiene la suerte de contar con una chimenea en su casa, pero si eres un afortunado, ¿por qué no aprovecharla? Colocar la corona de Navidad en ella es una opción muy buen si se quiere evitar la puerta principal.

La corona de Navidad en la chimenea es un lugar ideal para colocarlaLa corona de Navidad en la chimenea es un lugar ideal para colocarla

Por ejemplo, puedes ponerla apoyada sobre la repisa junto a otros elementos de decoración como los calcetines de Papá Noel. Otra opción es, si la chimenea tiene una puerta de cristal, apoyarla sobre ella mientras la chimenea esté apagada. Además, si tu chimenea no tiene repisa o la pared de encima está totalmente desnuda, la parte superior puede ser el sitio perfecto donde colgar la corona de Navidad.

2. La ventana

Si te gusta que la corona de Navidad esté en una zona exterior de tu hogar pero colocarla en la puerta principal no es una opción, una sustituta perfecta es la ventana. Eso sí, puedes colocarla en el exterior siempre y cuando esté bien protegida de las inclemencias del tiempo y de la lluvia para que no se estropee. Si no, simplemente puedes colocarla en el interior y disfrutar de ella combinada con el resto de la decoración navideña. Puedes colocarle un cordón o una cinta de los colores que dominan en el resto de los elementos decorativos y colgarla en lo alto del marco de la ventana.

Y, si la idea de la puerta te gusta pero este año quieres hacer algo diferente, simplemente puedes colocarla en la salida a un balcón o a una terraza. Así todos tus vecinos disfrutarán de tu decoración de Navidad.

3. En la pared

Para muchas personas, la corona de Navidad es uno de los elementos más importantes de la decoración navideña, con un significado muy especial. En estos casos, ¿por qué no colgarla de la pared como si se tratase de un cuadro? Si te gusta esta opción, busca algún rinconcito que tengas libre en la pared -o colócala en el centro de una totalmente desnuda- y cuélgala con la ayuda de un trozo de cinta adhesiva. Si no te importa hacer un pequeño agujero en la pared también puedes utilizar un clavo o un cuelga fácil para que la corona esté más fija a la pared y no haya riesgo de que se caiga y se estropee al golpearse contra el suelo.

Colocar la corona de Navidad en un espejo es un toque especialColocar la corona de Navidad en un espejo es un toque especial

4. En un espejo

¿Quién no tiene un espejo en el salón de su casa o en el recibidor? Este también puede ser una opción muy válida a la hora de buscar una localización a la corona de Navidad como alternativa a la puerta principal. Si es un espejo pequeño lo mejor es que optes por una corona también pequeña, pero si es grande -por ejemplo, de cuerpo entero o sobre la repisa de la chimenea- no pasa nada si escoges un adorno grande. A la hora de colgarlo puedes elegir distintas posibilidades: colocarla en una esquina, colgarla con un pequeño cordel desde el marco del espejo de forma que caiga en el centro o apoyarla en él si el espejo está en el suelo o sobre una repisa o mesa.

5. En el jardín

Al igual que ocurre con la chimenea, no todo el mundo tiene la suerte de tener jardín en su casa. Por ello, si eres uno de los afortunados no dudes en utilizarlo para colgar la corona de Navidad. Puedes colocarla en lo alto de unas escaleras, de la viga de un porche o en cualquier otro rincón que destaque. Y si te gustan las coronas en el exterior pero no tienes jardín, puedes utilizar un balcón o una terraza, colgándolo de la barandilla, en una pared o apoyada en una maceta. Eso sí, si optas por ponerla fuera de casa, lo mejor será que elijas una corona de Navidad especial para estar en exterior que no se estropee por el viento o la lluvia.

Si tienes la fortuna de tener un jardín, no dudes en colocarlo ahíSi tienes la fortuna de tener un jardín, no dudes en colocarlo ahí

6. En una lámpara

¿Por qué no aprovechar la corona de Navidad para hacer una lámpara navideña? Su forma redondeada permite que se adapte muy bien, ya sea a una lámpara de techo o de pie. También puedes utilizar este adorno para decorar otras zonas de la casa como, por ejemplo, sillas. Opta por pequeñas coronas que puedas colgar de los respaldos de cada una de las sillas y darás un toque único que quedará de maravilla si te toca organizar alguna comida o cena navideña en casa. También puedes optar por ponerlas en los pomos de las puertas, colgadas de las puertas de armario o aparadores o bien en una barra de cortina para que caiga sobre éstas. Por su puesto, otra opción es buscar pequeñas coronas de Navidad que puedas colgar directamente sobre tu árbol junto al resto de las bolas de cristal, las luces y las guirnaldas de espumillón, ¿qué mejor lugar?

Te puede interesar