Menú
Capón asado

Capón asado

Este plato es una de las recetas tradicionales en Galicia que no puede faltar durante las fiestas. Sorprende a toda tu familia y déjales con la boca abierta gracias su relleno sorpresa.

Tipo

Aves

Tiempo

120 minutos

Porciones

10 Personas

Dificultad

Fácil

Ingredientes para 10 personas

1 capón (7 kg.)

800 gr. de patatas

300 gr. de carne picada de cerdo

250 ml. de caldo de pollo

200 ml. de coñac o brandy

200 gr. de cebollas francesas

150 gr. de manzanas

50 gr. de uvas pasas

50 gr. de ciruelas pasas

50 gr. de nueces

50 gr. de almendras

50 gr. de higos secos

50 gr. de orejones

Pimienta negra molida

Sa

La decoración con la que se alegrará la casa o la ropa con la que se disfrutará de las veladas entre familia y amigos son algunos de los aspectos que hay que planear cuando llegan las fiestas. Sin embargo, no son los únicos. Otra opción que hay que valorar detenidamente es el menú que se servirá cuando una de las comidas navideñas se celebre en casa, un apartado al que muchos temen, sobre todo las personas que no son demasiado amigas de la cocina. Desde Bekia Navidad te animamos a que este año pruebes a sorprender con tu propio capón asado, una receta tradicional de Galicia durante las fiestas. Puede parecer complicada porque el capón tendrá que estar en el horno durante 4 horas con sus consiguientes baños para evitar que la carne quede seca, pero te aseguramos que el resultado vale la pena.

Receta paso a paso

  1. Lava el capón bajo el grifo y limpia cualquier resto de plumas o pellejos. Seca con papel de cocina y reserva.
  2. En un recipiente amplio pon las nueces y las almendras junto a los orejones y las pasas. Pica los higos secos y las ciruelas e incorpóralas también. Añade los 300 gramos de carne picada de cerdo, los 150 gramos de manzana previamente pelada y cortada en cubos y mezcla con las manos.
  3. Añade un poco de sal y pimienta negra molida y 100 gramos de coñac o brandy. Vuelve a mezclar hasta que tengas un relleno completamente ligado.
  4. Sazona el interior del capón con sal y pimienta negra y luego rellénalo. A la hora de cerrarlo puedes optar por utilizar un limón o coserlo con aguja e hilo de cocina. Luego átale las patatas y pliega las alas sobre el cuerpo.
  5. Pon a calentar el horno a 180ºC 15 minutos antes de meter el capón.
  6. Unta el ave con aceite de oliva virgen extra y ponlo en la bandeja en la que lo vayas a hornear. Riégalo con los 250 mililitros de caldo de pollo y los 100 mililitros de alcohol restantes.
  7. Mete el capón en el horno, donde deberá estar durante 4 horas. Durante las 2 primeras horas tápalo con papel de aluminio y cada 45 minutos tendrás que regarlo con el jugo que vaya soltando en la bandeja.
  8. En la última hora y media de horneado, saca la bandeja y retira el capón. Luego cubre el fondo con las patatas ya peladas y laminadas y las cebollitas. Vuelve a colocar el ave encima y continua horneando los últimos 90 minutos.
  9. A la hora de servirlo, pon la guarnición en una fuente a parte y el jugo de la bandeja en una salsera para que cada invitado pueda echarse la cantidad que desee en el plato.

Receta completa

A la hora de comenzar a cocinar este delicioso capón asado, lo primero que tendrás que hacer es asegurarte de que la carne está completamente limpia a pesar de que en la carnicería te lo hayan vaciado de vísceras. Revisa por si tienes que quitar algún resto de plumas o de pellejos y luego lávalo con abundante agua bajo el grifo. Sécalo con un poco de papel de cocina y resérvalo. En un recipiente ancho incorpora los ingredientes para hacer el relleno del capón. Pon las nueces -si ves que son muy grandes pícalas- y las almendras junto a los orejones y las uvas pasas. Pica finamente las ciruelas pasas y los higos secos e incorpóralos también. El siguiente paso será cortar los 150 gramos de manzana pelada en pequeños cubos e incorporarlo al resto de los ingredientes junto a los 300 gramos de carne de cerdo picada.

Mezcla con las manos para que todos los ingredientes se integren y, por último, sazona con una pizca de sal y pimienta negra molida al gusto junto a 100 mililitros de coñac o brandy. Vuelve a mezclar. Para rellenar el capón antes tendrás que salpimentar la parte de dentro antes de introducir todo el relleno en el interior. A continuación viene uno de los pasos más importantes de la receta: cerrar el capón para que el relleno no se salga durante el horneado. Puedes optar por tapar el orificio con un limón previamente lavado bajo el agua del grifo. Otra forma es coserlo con hilo de cocina y una aguja intentando que el agujero quede lo más cerrado posible y con cuidado de no romper la piel durante la operación. Por último, sólo te quedará atar juntas ambas patas, así como las alas para que éstas queden plegadas sobre el cuerpo y el capón mantenga la forma mientras se está asando.

El capón estrella es una receta estrellaEl capón estrella es una receta estrella

Unta el pollo con un poco de aceite de oliva virgen extra y ponlo en la bandeja en el que lo vayas a hornear y pon a calentar el horno a 180ºC. Espera 15 minutos antes de meter el capón, aprovechando mientras tanto para regarlo con los 250 mililitros caldo de pollo y los 100 mililitros restantes de coñac o brandy, lo que hayas utilizado. El tiempo de horneado será aproximadamente de 4 horas, aunque dependiendo del tipo de horno éste puede variar. Durante las 2 primeras horas de horneado tápalo con un poco de papel de aluminio por encima para evitar que se empiece a tostar demasiado rápido. La carne hay que regarla cada 45 minutos para evitar que se quede demasiado seca tras tanto tiempo en el horno. Abre la puerta y riega el capón con su propio jugo que ha caido en la bandeja, ayudándote de un cazo de cocina.

Cuando lleve la mitad del tiempo de horneado, pela las patatas y trocéalas en láminas. En la última hora y media, saca la bandeja del horno y retira el capón. Luego coloca en el fondo las patatas troceadas y los 200 gramos de cebollitas. Vuelve a colocar el ave encima y a meter en el horno durante los últimos 90 minutos y continúa bañándolo cada 45. Cuando hayan pasado las 4 horas de horneado ya puedes preparar tu capón para servírselo a tus comensales. Por un lado, retira la guarnición para servir en una fuente a parte y echa el jugo que ha quedado en la bandeja en una salsera, de forma que cada uno pueda echarse la cantidad de salsa que quiera en su plato. Como has podido comprobar, se trata de un proceso bastante largo durante el que hay que estar muy atentos a los tiempos de bañado del pollo. Sin embargo, cuando pruebes tu delicioso capón asado te darás cuenta de que ha merecido la pena.

Comentarios