Menú
Cómo superar una Navidad en soledad

NAVIDADES SOLITARIAS

Cómo superar una Navidad en soledad

Si vives fuera o no tienes a nadie con quien compartir estas fiestas puedes enfocar la Navidad de distintas maneras para alejar la tristeza o el pesar que provoca la falta de compañía en estas fechas tan señaladas.

Cómo superar una Navidad en soledad

La Navidad es una temporada de felicidad, para compartir con familia y amigos y forjar recuerdos duraderos durante meses o años. Sin embargo no provoca la misma sensación entre todos. Hay quienes en estas fechas, por distintos motivos, tienen que pasar estas fiestas en soledad y pueden verse invadidos por una profunda tristeza y depresión.

Estar solo no quiere decir que tengas que renunciar a la NavidadEstar solo no quiere decir que tengas que renunciar a la Navidad

La Navidad son momentos de disfrute siempre y cuando haya alguien con quien compartirlo. Cuando no es así, cuando se está solo, cuando se echa en falta a gente que ya no está a nuestro lado, las cosas cambian y se convierte en la época más solitaria del año. La felicidad se transforma en pena, sensación que puede ir a más al ver cómo el resto de personas que nos rodean -incluso aunque sean vecinos, compañeros de trabajo o la gente que nos encontramos por la calle- disfrutan de estos días y nos vemos invadidos por la tristeza.

Al encontrarse solo en estas fechas se pierde interés por las celebraciones, por las compras de regalos y el espíritu navideño se evapora dando lugar a una sensación de tristeza y pena que puede acabar por convertirse en depresión. Pero no hay que ceder ante la desidia y el abandono y no ceder ante la soledad.

En el artículo de hoy desde Bekia queremos daros algunos consejos para que si tenéis que pasar una Navidad solitaria estos días sean lo más llevaderos posible. Lo más importante es ser consciente de que apenas son unos días, que después todo volverá a la normalidad y debemos recuperarnos para entonces, para seguir adelante con nuestra vida.

Navidades a distancia

Son diferentes los motivos por los que una persona puede pasar las fiestas navideñas solo, por eso también son distintos los aspectos a tener en cuenta y el modo en que mejor se puede sobrellevar esta soledad. Puede darse el caso de que vivamos lejos de nuestra familia y amigos y que no podamos estar estos días con ellos por cuestiones de trabajo o causas similares.

Si vives fuera conéctate por videoconferencia para ver a tus familiares y amigos en NavidadSi vives fuera conéctate por videoconferencia para ver a tus familiares y amigos en Navidad

En ese caso nada mejor que convertirte en un experto en nuevas tecnologías para no verse invadido por la pena. Tranquilo, es fácil, no requiere mucho esfuerzo. Que no vayamos a disfrutar de estas fiestas con nuestra familia de manera presencial no quiere decir que no podamos estar presentes en ellas. Llámales por teléfono, conéctate por videoconferencia para poder verlos a todos e incluso recupera la tradición de enviar postales navideñas.

La distancia que os separa no ha de ser motivo para sentirte solo o sola estos días. También podéis mandaros los regalos y abrirlos al mismo tiempo. Podéis grabaros en vídeo con el móvil y enviárselo o volver a recurrir a una videoconferencia como ya comentamos antes. Es una forma diferente de disfrutar de la Navidad, pero que evitará la sensación solitaria de estos días.

Sin nadie con quien compartir

Diferente es el caso de aquella persona que se encuentra sola en Navidad, pero también durante el resto del año. Cuando no tienes familia y seres cercanos con los que compartir cosas la sensación de soledad y tristeza se agudiza en días como estos, que están pensados para disfrutar en compañía de los demás. Si no sabes cómo gestionarlo puede acabar en una depresión innecesaria.

En ese caso nada mejor que plantearte cómo quieres pasar estas fiestas. Puedes optar por evadirte de cualquier tipo de celebración y comportarte como si de un día convencional se tratase. Nada de cenas especiales, nada de regalos y nada de decoración navideña.

Cuando no tienes familia ni seres cercanos la sensación de soledad se agudiza en estas fechasCuando no tienes familia ni seres cercanos la sensación de soledad se agudiza en estas fechas

Por el contrario el estar solo no quiere decir que tengas que renunciar a la Navidad. Si te apetece organizar un festín para ti hazlo y disfrútalo. Incluso puedes cocinar de más y preparar comidas para los días siguientes a la novedad. ¿Por qué no vas a mimarte? Tampoco has de renunciar a los regalos. Si no tienes que hacérselos a otros aprovecha y date algún que otro capricho.

Comparte tiempo con los menos favorecidos

El hecho de pasar la Navidad solo no quiere decir que tengas que estar recluido en tu casa durante dos semanas sin comunicación con el mundo exterior. Es incluso un buen momento para acercarte a otra gente, gente que incluso puede que no conozcas. ¿Por qué no compartir tu tiempo con otras personas que también estás solas y lo están pasando mal?

Navidad es un momento en que la solidaridad sale a flote. Es cuando somos conscientes de que hay gente que está sola lo está pasando mal y nos sentimos más dispuestos a ofrecer nuestra colaboración en la medida de lo posible. Si te sobra tiempo es buena idea invertirlo en ayudar a esta gente.

La Navidad es un momento en el que la solidaridad sale a floteLa Navidad es un momento en el que la solidaridad sale a flote

Colabora como voluntario en alguna campaña de recogida y entrega de alimentos o de regalos para niños sin recursos. Son numerosas las ONGs que trabajan en este tipo de medidas estos días y lo hacen a todo ritmo. Los albergues y comedores sociales también están necesitados de una mano extra y agradecerán a todo aquel que quiera prestarles ayuda en estos días.

Disfruta de tu soledad

Una Navidad solitaria no debe ser símbolo de depresión. Todo depende del modo en que lo enfoquemos, como ya comentamos anteriormente. Es un buen momento para disfrutar de tu soledad. Dedícate tiempo a ti mismo, a hacer aquello que realmente te gusta e, incluso, descubre algún hobbie y afición nueva.

La Navidad suele venir asociada con días festivos en que no hay obligaciones laborales, lo que los convierte en días perfectos para hacer maratones de películas, para dejarte llevar por la lectura, para dedicarlo a la cocina o, incluso, para practicar deporte. Son todo ello actividades que puedes realizar en solitario, sin necesidad de contar con nadie más y que te harán disfrutar de estas fechas de un modo diferente a como estamos acostumbrados.

Te puede interesar

Comentarios