Menú
VELAS NAVIDEÑAS

Decoración navideña con velas: ideas para centros de mesa

Los adornos tradicionales de la Navidad son muchos, sin embargo, hay un elemento muy versátil que aunque podamos utilizar el resto del año, le podemos sacar mucho partido en esta festividad.

Muchos son los adornos tradicionales de la Navidad: el árbol, el belén, las guirnaldas, las coronas... Sin embargo tenemos otro elemento muy versátil que aunque podemos utilizar todos los días del año, podemos aprovecharlo al máximo para la decoración navideña: estamos hablando de las velas.

Las velas de Navidad crean la atmósfera adecuada para la celebración de estas fechas, y son muy fácilmente personalizables por lo que podremos decorar con ellas cualquier rincón de la casa. Por eso, la opción que os traemos hoy son ideas originales para crear centros de mesa utilizando las velas.

Hay una infinidad de velas, pero deberás escoger por la más adecuadaHay una infinidad de velas, pero deberás escoger por la más adecuada

¿Qué tipos de velas hay y cuáles son las perfectas para Navidad?

En la actualidad encontramos velas de muchísimos colores y formas, ya no sólo se venden las típicas alargadas blancas. Puedes aprovechar esta característica y decorar los centros de mesa para la comida o cena de Nochebuena, de Navidad, de Nochevieja o del día de los Reyes Magos.

Los tipos de velas que puedes encontrar son estos:

- Candelabro, finas y alargadas.

- Columna o pilar, gruesas y de una altura media.

- En forma de bola o cuadrado.

- Velas de té, pequeñas y anchas normalmente con cubierta de metal y redondas.

- Fanales, con un hueco interior.

- Diseños diversos, en Navidad por ejemplo, con forma de árbol, piña o figura de belén.

Ideas para centros de mesa con velas

Por ejemplo, si te gustan las velas redondas, como si fueran las bolas del árbol navideño, puedes coger tres o cuatro de un color claro y pintar por encima motivos navideños que te gusten. Colócalas encima de un arreglo de acebo, piñas, ramitas y hojas y añade alguno elemento decorativo como estrellitas doradas. Si la vela también tiene un tono dorado o la pintura que has elegido para pintarla es de este color, quedará un tono muy uniforme y le dará un toque elegante a tu mesa.

Puedes escoger por unas velas blancas pero cambia su tamaño y grosor y así saldrás de la rutinaPuedes escoger por unas velas blancas pero cambia su tamaño y grosor y así saldrás de la rutina

Si prefieres unas velas más sencillas, alargadas y gruesas, puedes hacer que destaque la decoración navideña a su alrededor. Una idea es probar a hacer un centro de mesa con un elemento de cristal. Escoge cuatros velas de un diámetro lo suficientemente grande para que se puedan sostener ellas solas sin recorrer a un portavelas. Introdúcelas dentro de un recipiente redondo de cristal, y dentro mete una generosa cantidad de sal gruesa. Con esto la intención es emular una especie de paisaje nevado. Si tienes adornos como copos de nieve de fieltro u otro material, o si en vez de sal quieres utilizar nieve falsa de las que se venden en spray puedes hacerlo como más te guste.

Estas mismas velas las puedes utilizar de diversas maneras. Si tienes una bandeja bonita, puedes decorarla con hojas de abeto (no hace falta que sean naturales) y poner encima las velas. Como toque final, añade una guirnalda que no sea muy aparatosa o bolas de árbol de diferentes tamaños.

Por otra parte, si te gusta más el ambiente colorido puedes encontrar velas de Navidad de casi todos los colores. Las rojas suelen ser las que más se adaptan al color de las fiestas, pero puedes elegir la tonalidad que más te guste. Una idea es mirar a tu alrededor y escoger el color de los centros de mesa del mismo que la decoración de tu comedor o de donde vayas a situarlos. Recuerda también que no tienen por qué ser de un solo color; actualmente se venden velas con estampados. Si quieres hacerlas tú misma también tienes la oportunidad, ya que venden sellos y plantillas adecuados para este tipo de manualidades.

Además si tiene varios recipientes que te gustaría utilizar no tienes por qué poner todas las velas de juntas. Por ejemplo, si tienes varios vasos de cristal, macetas pequeñas o portavelas puedes disponer una vela dentro de cada uno. Hará tu decoración navideña más original y podrás utilizar elementos decorativos que no tienen demasiado uso el resto del año.

Logra el acabo perfecto elaborando tu mismo el centro de mesaLogra el acabo perfecto elaborando tu mismo el centro de mesa

¿Cómo hacer un acabado perfecto?

Las velas de navidad son un elemento clave de la decoración navideña, pero sólo con ellas el centro de mesa puede quedar demasiado sencillo. Por eso, debemos de dedicarle especial atención a los adornos que vayamos a disponer entorno a las velas. Tenemos dos posibilidades que elegir a la hora de diseñar un centro de mesa con velas navideñas: por un lado, dar el protagonismo a las velas y disponerlas sobre unos adornos sencillos o, por el contrario, elegir unas velas simples y dotar a los adornos de la carga decorativa.

Por último, recuerda que el centro de mesa tiene que ser funcional, ya que si es muy grande o aparatoso no va a resultar cómodo comer en la mesa. Si tienen algún elemento natural procura que no desprenda ningún olor que puede impedir saborear los alimentos. Asegúrate de que ningún comensal tiene alergias a los materiales que has utilizado para el centro de mesa, de lo contrario es posible que hagas trabajo en balde si terminas por tener que retirarlo.

Artículos recomendados

Comentarios