Menú
Cómo afrontar la primera Navidad en pareja

PRIMERAS FIESTAS

Cómo afrontar la primera Navidad en pareja

Las primeras fiestas con tu pareja son muy importantes, un momento en el que se producen algunos cambios que deberéis afrontar con el mejor espíritu navideño para que la Navidad sea un éxito.

Cómo afrontar la primera Navidad en pareja

Los primeros meses en una relación están repletos de pruebas y momentos difíciles que se deben superar para comprobar si se ha formado realmente una pareja sólida y si se podrá afrontar todo lo que pueda llegar en los siguientes años.

La prueba de fuego en la pareja son las cenas familiares

Es común que cada persona tenga por costumbre celebrar las navidades con su familia, una tradición que lleva haciéndose durante años y que parecía que nunca podría cambiar. Sin embargo, la percepción de repente se podría tambalear cuando una pareja invita a otra a pasar la comida de Navidad con su familia. Que no cunda el pánico, es normal que al principio resulte algo complicado de asumir que las tradiciones cambiarán, pero la familia ha cambiado, se ha ampliado.

Las cenas familiares serán un poco diferentes ahora que las compartirás con tu parejaLas cenas familiares serán un poco diferentes ahora que las compartirás con tu pareja

Lo más común es dividir los días de comidas y cenas navideñas en ambas parejas. De este modo, un año se puede hacer la cena de Nochebuena con una parte de la familia y la comida de Navidad con la otra, y mantener esta tradición en futuros años o simplemente ir cambiando cada año. En el caso de familias que viven en diferentes ciudades, la opción equivalente sería pasar un año con cada familia. Al principio, es posible que a alguna de las familias no le haga gracia la ausencia de alguien en una comida que ya es tradición, pero es algo que irán afrontando y aceptando con el paso del tiempo.

Hay parejas que en Navidad se separan para estar con sus familias.

Es también común en muchas parejas separarse durante las Navidades para pasar esas fiestas con la familia y, cuando éstas terminan, volver a juntarse en casa. Este método es perfecto para no romper con las tradiciones familiares y además hay muchos casos en los que pasar unos días separados puede reforzar la relación. Por el contrario, si uno se encuentra en una relación muy unida en la que es duro pasar unos días en la distancia, lo mejor será decidir con qué familia debe hacerse cada evento.

Conocer a la familia política antes de la Navidad te ayudará

Si es el primer año de relación y todavía no se ha conocido a la familia política, se debe preguntar si una cena de Nochebuena o comida de Navidad es el mejor momento para conocerles. Es cierto que es muy común presentar a la pareja en estas fechas, pero el momento puede resultar algo incómodo si el único apoyo en la mesa es la pareja, que probablemente estará ese día más pendiente de su familia. Se debe ofrecer a la pareja la opción de tomar algo con su familia o conocerles antes de la cena, de este modo ya se comenzarán algunas conversaciones que se podrán continuar durante las fiestas de Navidad, especialmente si se termina durmiendo y pasando unos días en casa de la otra familia.

Las fiestas, aunque diferentes, serán igual de entrañablesLas fiestas, aunque diferentes, serán igual de entrañables

No saques temas de conversación polémicos

La Navidad es para mostrar felicidad y unidad. Sin embargo, hay ocasiones en las que esta norma puede que no se cumpla si existen temas en los que pueden surgir la confrontación o, incluso, pequeños problemas entre miembros de la familia que no se llevan bien. Pero en Navidad debería hacerse como si no pasase nada, tanto por el bien de la familia como para disfrutar de unas fiestas lo más agradables posible. Por tanto, si alguien saca un tema polémico, hay que tener en cuenta que está sacándolo con su familia y en una zona de confort; pero esa no es tu zona de confort, desconoces los puntos débiles o temas prohibidos de la familia y es mejor que evites entrar en ese terreno si quieres seguir teniendo una buena relación con su familia después de Navidad.

Si son vuestras primeras vacaciones separados, disfrutad

Si habéis optado por pasar las vacaciones de Navidad por separado y es la primera vez que os apartáis tantos días de vuestra pareja, debéis ser fuertes y aguantar esa distancia. Es normal sentir que algo es diferente cuando estás con tu familia una vez te has acostumbrado a estar con tu pareja. Será una sensación extraña, por una parte de felicidad por poder disfrutar de unas Navidades como las de siempre y, por la otra, de tristeza al estar lejos de tu pareja. Debéis pensar en los momentos que pasáis y lo bien que estáis juntos, esos momentos son los que hacen que la relación vaya adelante. Las fiestas de Navidad son para disfrutar y aprovechar unos días con la familia, sin preocupaciones.

Acudir a la cena con un pequeño detalle siempre ayuda a romper el hieloAcudir a la cena con un pequeño detalle siempre ayuda a romper el hielo

Llevar un detalle para la cena es una buena idea

Puedes llevar un detalle cuando llegues a la casa de la familia de tu pareja. Lo más recomendable es que sea algo que toda la familia pueda disfrutar, como una botella de un buen vino o cava, un ramo de flores navideñas o un pequeño detalle para los niños y las niñas de la casa. Lo importante es no arriesgar demasiado para no entrar en terrenos peligrosos, hay objetos que gustan a cualquiera y que son un regalo seguro, opta por esos. Cuando preguntéis, la familia dirá que no es necesario que llevéis nada; pero no por ello no debéis hacerlo, un detalle será siempre una grata sorpresa.

Te puede interesar