Menú
Carnes de Navidad: Chuletillas de cordero al tomillo
Carnes de Navidad: Chuletillas de cordero al tomillo

Carnes de Navidad: Chuletillas de cordero al tomillo

Las chuletillas gustan a todo el mundo, son fáciles de comer y la receta no tiene mucha dificultad.

Tipo

Carnes

Tiempo

Porciones

1 Personas

Dificultad

Media

Ingredientes para 1 personas

Para elaborar la receta de las chuletillas de cordero al tomillo no se requieren muchos ingredientes pero sí que sean de buena calidad. Acude a una carnicería de confianza y resérvalas unos días antes, ya que durante la navidad este tipo de carne (como las chuletas, el pescado y el marisco) están muy solicitadas y es mejor que no te quedes sin ellas. Después necesitarás tomillo fresco (también puede ser tomillo seco, pero el sabor del fresco queda mucho mejor con este tipo de carnes), sal, pimienta, aceite, ajo y zumo de limón. ¿Lo tienes todo? Pues toca quedarse en la cocina.

Durante las cenas de Navidad, la carne tiene un papel importantísimo en nuestra mesa. El problema de las chuletas es que pueden ser excesivas para una cena en la que se sirven gran variedad de entremeses, entrantes y platos, así que la mejor opción es servir chuletillas de cordero.

Chuletillas de cerdoChuletillas de cerdo

Chuletillas de cordero al tomillo paso a paso

Pica el tomillo lo más pequeño que puedas. Añádelo a un bol con aceite. Unta las chuletillas de cordero con la mezcla, añade sal, pimienta y zumo de limón al gusto. Calienta la sarten y cuando esté muy caliente ve friendo las chuletillas.

Al igual que las chuletas, las chuletillas tienen que quedar doradas por fuera y tiernas por dentro para que conserven todo su sabor. Como acompañamiento puedes freír unas patatas fritas, patatas panaderas o pimientos verdes pasados por la plancha.

Emplatado y presentación

Lo bueno de este plato es que puedes servirlo de dos maneras distintas pero a la vez elegantes y muy apetecibles a cualquier paladar.

La primera opción es servir el plató en una bandeja y llevarla a la mesa para que cada uno coja las que vaya a comer. En este caso, pon primero el acompañamiento (ya sean patatas o pimientos) y encima la carne, así el jugo de las chuletillas caerá y dará más sabor.

Las chuletillas puedes cocinarse con hueso o quitarlo por comodidadLas chuletillas puedes cocinarse con hueso o quitarlo por comodidad

La siguiente opción es emplatar en la cocina y llevar cada plató a la mesa. Pon en cada plato unas 4 ó 5 chuletillas y a uno de los lados las patatas o los pimientos. Da un toque de color añadiendo un toque de orégano.

Consejos

Trucos y sugerencias

Si quieres que la carne te quede más jugosa puedes hacerlas al horno. Sólo tienes que añadir un poco de vino blanco a la bandeja del horno y dejar que se hagan a 220º durante unos 30-45 minutos. También puedes acompañar la carne con una salsa ligera de queso o con un toque de mermelada de naranja (muy poco).

Por lo general, las chuletillas se sirven con hueso, pero puedes pedir al carnicero que te los retire, o incluso hacerlo tu misma en la cocina. Así, si hay niños en la cena les costará mucho menos acabarse el plato entero y no dejar nada de una suculenta cena de navidad.

Comentarios