Menú
5 cuentos de Navidad para niños

APRENDIENDO VALORES

5 cuentos de Navidad para niños

Las fechas navideñas son una de esas épocas donde el disfrutar, el aprender y el compartir están en mano de todos los miembros de una familia. ¿Por qué no transmitírselo a los más pequeños de la casa?

5 cuentos de Navidad para niños

El verano 2016 ya forma parte del pasado y la llegada tanto de las bajas temperaturas como de las primeras lluvias otoñales solo nos hacen pensar en uno de los episodios más especiales de todo el año: los preparativos de las próximas Navidades. Una época repleta de magia, felicidad, ilusión y cariño en la que entran en juego multitud de factores materiales y, sobre todo, emocionales. Regalos, guirnaldas, villancicos, árboles de Navidad, belenes, cenas familiares, reencuentros entre amigos, caramelos, turrones y un sinfín de detalles y particularidades capaces de despertar el espíritu navideño de cualquiera.

La inocencia de los niños en Navidad acaba contagiándose a toda la familiaLa inocencia de los niños en Navidad acaba contagiándose a toda la familia

Grandes y pequeños, lo cierto es que todos coinciden en la esperanza y el anhelo que estas fechas provocan entre nosotros. Y más aún cuando se trata de los más inocentes de la casa: los niños. Una ingenuidad que se traduce, al mismo tiempo, en creencia, fe y deseo y que acaba siempre contagiándose entre los demás miembros de la familia. Además, no existe mejor fecha del año para enseñar y compartir los grandes valores de la vida.

Un aprendizaje generacional con el que se pretende construir a las personas y que, sin duda alguna, se contagia gracias a los cuentos de Navidad. Historias y aventuras populares que, además de albergar en su interior entretenidos relatos, intentan educar y formar el comportamiento de todos y cada uno de los seres humanos. La variedad de estas narraciones puede llegar a ser realmente infinita. De ahí nuestra pequeña selección para empapar esta Navidad a nuestros hijos, primos, sobrinos o nietos de historias inspiradoras y educativas.

1

'Cuento de Navidad'

No existe Navidad que no venga a acompañada de una de las novelas de Charles Dickens más conocida de toda la historia. Exactamente, fue en 1843 cuando estas líneas vieron la luz por primera vez y, desde entonces, no ha dejado ni un solo momento de protagonizar los momentos más familiares de esta época del año.

'Cuento de Navidad', conocido originariamente como 'A Christmas Carol' -'Canción de Navidad'-, creció como reflejo de una infancia cruel y humillante vivida por el británico y como muestra de su comprensión y afecto hacia los más pobres. Por su parte, la historia que esta narración cuenta trata sobre un empresario triste y de sentimientos fríos conocido como Ebenezer Scrooge.

La historia de 'Cuento de Navidad' es uno de los clásicos que no pueden faltar en NavidadLa historia de 'Cuento de Navidad' es uno de los clásicos que no pueden faltar en Navidad

Para él, la Navidad no tenía sentido alguno y se limitaba tan sólo a sacar adelante su trabajo, con la ayuda de su secretario. Era la única preocupación que perturbaba su vida. Todo lo demás le daba igual. Hasta que, en la víspera de Navidad, se le aparecieron tres fantasmas en sueños: el de las Navidades pasadas, el de las presentes y el de las futuras.

Cada uno de ellos le hizo ver que, fueran cuales fueran las condiciones físicas y económicas de cada persona, la Nochebuena era un día para reír, disfrutar y compartir rodeados de todos aquellos que nos quisieran y apreciasen. El último de ellos, además, le llevó hasta el día de su muerte, mostrándole su cuerpo sin vida postrado en una cama.

Nada más despertar, la concepción sobre las Navidades para el señor Scrooge cambiaron completamente, comprendiendo que lo mejor de estas fechas era vivirlas con las personas más cercanas a nosotros. Además, nada más llegar a su trabajo al día siguiente, le concedió a su secretario un aumento de sueldo. Un cuento donde la amabilidad, la generosidad y el amor por la familia y los amigos se hacen con el control de la historia.

2

'El soldadito de plomo'

Obra del escritor y poeta danés Christian Andersen, 'El soldadito de plomo' es uno de esos cuentos que lleva acompañando a decenas y decenas de generaciones desde el año 1838. Una historia perfecta con la que entretener a los niños ante la llegada de la Navidad y con la que enseñar ciertos valores vitales a tener en cuenta a lo largo de nuestra vida.

A casi todos los niños les gusta que les cuenten la historia de 'El soldadito de plomo' y es muy adecuada para NavidadA casi todos los niños les gusta que les cuenten la historia de 'El soldadito de plomo' y es muy adecuada para Navidad

En este caso, la constancia, la generosidad, la fortaleza y la voluntad consiguen protagonizar este relato al completo. ¿Pero en qué consiste realmente dicha narración? Nada más y nada menos que de las peripecias, aventuras y miedos a los que un soldadito de plomo tuvo que enfrentarse para, finalmente, reencontrarse con su amada. Todo comienza con el regalo de unos padres hacia su hijo pequeño.

Una caja de juguetes formada por 25 soldaditos de plomo, una bailarina, un arlequín y varios trenes que, durante la ausencia del chico, cobran vida. Además, cabe destacar que a uno de los soldados le faltaba una pierna, algo que suscitó un cariño muy especial en su dueño. Éste quedó completamente enamorado de la bailarina, quien también daba muestras de atracción hacia el soldado.

Un amor que el arlequín no podía soportar y que acabó provocando la caída del soldadito por la ventana. A partir de entonces, las aventuras no dejaron ni un solo momento de sucederse: fue arrastrado por la corriente subido en un barquito de papel, cayó en una alcantarilla donde fue perseguido por una rata, fue engullido por un salmón y, finalmente, acabó apareciendo de nuevo en la casa de su dueño, tras pescar dicho pez.

Sin duda, un regreso que no pareció gustar al arlequín y que originó la separación del soldadito y su amada bailarina. ¿De qué manera? Lanzándole directamente a las brasas de la chimenea. Sin embargo, los sentimientos de ella eran tan grandes que dejó guiarse por su propio corazón, acabando entre las llamas junto al soldadito.

3

'El gigante egoísta'

Por su parte, el poeta y escritor británico-irlandés Oscar Wilde también ha dejado grandes cuentos para el recuerdo. Uno de ellos es éste, 'El gigante egoísta'. Un cuento de hadas publicado por primera vez en el año 1888, entre una colección de cuentos que recibían el nombre de 'El príncipe feliz y otros cuentos', y que consigue que el valor de la generosidad reine durante estas fechas tan señalas.

En cuanto a su historia, trata -como su propio nombre indica- sobre lo que un gigante pudo vivir y aprender a lo largo de su vida. El jardín de su castillo, el cual se encontraba completamente deshabitado, había pasado a formar parte del entretenimiento de un pequeño grupo de niños. Poco tiempo después, cuando el gigante decidió volvió a su hogar tras pasar años viviendo con su amigo el ogro, éste decidió echarles de su terreno y prohibirlos completamente su entrada al jardín.

Oscar Wilde ha dejado grandes cuentos para el recuerdo y 'El gigante egoísta' es uno de ellosOscar Wilde ha dejado grandes cuentos para el recuerdo y 'El gigante egoísta' es uno de ellos

Para ello, el gigante se encargó de levantar un gran muro y conseguir así que los niños acabasen jugando en un camino de piedra. Sin embargo, esto no hizo nada más que traer frío y tristeza al jardín del gigante. Pasado el invierno y ya acogiendo entre sus brazos a la primavera, se dio cuenta de que todos los árboles florecían salvo los suyos, hasta que los niños lograron entrar de nuevo al jardín, por un pequeño hueco en el muro, y la alegría, el color y la felicidad volvieron a reinar a las afueras de su castillo.

Se dio cuenta de ello tras observar a los pequeños jugando subidos a sus árboles, salvo uno de ellos: el más bajito del grupo. Al gigante le dio tanta pena que salió a ayudarle, una acción que enseguida provocó la huida del resto de niños. A partir de entonces, el muro desapareció por completo y los niños eran libres para poder entrar a su jardín sin ninguna restricción. Pero con el paso de los días, todos menos el más pequeño, al que le había ayudado a subir al árbol, iban a jugar frente a su castillo.

Pasaron los años y su ausencia se volvió aún más pronunciada, provocando la tristeza del gigante. Convertido ya en todo un abuelo, el invierno aterrizó de nuevo en su jardín dejando al color blanco hacer de las suyas. Hasta que de pronto, una buena mañana observó tras su ventana el árbol más hermoso de su jardín. Junto a él se encontraba el pequeño, herido en manos y pies. La euforia del gigante se hizo evidente, pero él solo le pedía que se fuese a disfrutar ahora con él al jardín de su Paraíso. Días después, los niños se encontraron al gigante cubierto de flores blanco bajo el mismo árbol.

4

'El conejito burlón'

Asimismo, entre los clásicos navideños también figura este ejemplar, una narración perfecta para que los niños aprendan a ser más tolerantes con las personas y a considerar, fuertemente, el valor del respeto hacia los demás. La historia trata sobre un conejo que, repleto de orgullo y descaro, siempre respondía a los saludo de los otros animales del bosque sacándoles la lengua.

Ningún otro gesto ni, por supuesto, ninguna otra palabra hacían que el conejito se dirigiera con respeto hacia los demás habitantes de la zona. Hartos ya de sus faltas de educación, los demás animales decidieron darle una buena lección negándole el saludo y no invitándole a una fiesta a la que acudirían todos. Con tan mala suerte de que el conejito se enteró del lugar de la celebración y decidió ir a ver qué sucedía.

Es fundamental que los niños lean cuentos desde pequeños y Navidad es una época muy adecuadaEs fundamental que los niños lean cuentos desde pequeños y Navidad es una época muy adecuada

Una vez allí, los animales siguieron obviándole haciéndole creer que ni siquiera le veían. Triste y con las orejas gachas, el conejito optó por volver a su madriguera y refugiarse allí de sus sentimientos. Hasta que los demás animales del bosque, apenados por lo sucedido, acudieron a su búsqueda. A partir de entonces, el conejito aprendió que debía respetar a sus amigos y no burlarse nunca de ellos.

5

'El cocinero de Nochebuena'

He aquí un ejemplo de constancia, perseverancia y seguridad en uno mismo. Una narración donde se aprende a no tirar jamás la toalla y a confiar en nuestras ideas por siempre. La historia cuenta lo que le sucedió a un buen cocinero durante la víspera de Navidad, quien acostumbrado a idear y elaborar menús y platós navideños se encontró en un momento de vacío y falto de ideas. De pronto, cansado por no encontrar la fórmula perfecta para la noche de Navidad, cayó en un profundo sueño.

Y fue dormido cuando consiguió encontrar la solución perfecta a su problema. El cocinero, entonces, se había convertido en el mismísimo Papa Noel y, arrastrado por su trineo, acabó en una bonita casita del bosque. Allí dentro, se encontraba todo casi preparado para dar la bienvenida a la Navidad, aunque no había rastro de gente. Se percató de que tendría que ser él quien, indagando en las cosas que traía en su saco, debería llenar los calcetines de caramelos y depositar cada uno de los regalos.

Fue en ese mismo saco donde encontró todo lo necesario para hacer de su menú el mejor de la historia. Platos, ingredientes y aromas que hipnotizaron cada uno de los sentidos del cocinero y que acabaron integrándose entre sus creaciones. Fue en el momento de despertar, cuando se dio cuenta de que los sueños y el trabajo de todos esos años entre fogones habían sido los responsables de animarle y apoyarle en este día tan importante.

Te puede interesar

Comentarios