Menú
¿Cómo celebrar a Navidad ortodoxa?

DESCÚBRELO

¿Cómo celebrar a Navidad ortodoxa?

Aquellos países donde impera la religión ortodoxa, la Navidad se celebra el 7 de enero comenzando así estas fiestas tan destacadas.

¿Cómo celebrar a Navidad ortodoxa?

La Navidad es una de las etapas del año que, si bien se ha interiorizado y hoy día se organiza en torno a las compras, las cenas familiares, las salidas nocturnas y la decoración del hogar, tampoco debe olvidarse la que es su razón de ser, es decir, el motivo existente detrás de estos días de fiesta y reunión: la religión.

Los países ortodoxos celebran la Navidad el 7 de eneroLos países ortodoxos celebran la Navidad el 7 de enero

Sin embargo, cabe destacar que ni las fechas ni las tradiciones son las mismas entre los distintos países europeos ya que, de entrada, en aquellas naciones donde la religión ortodoxa impera, la Navidad no se celebra el 25 de diciembre, sino que se hace el 7 de enero. Se trata de un detalle cuanto menos llamativo para muchos pues, si bien en países como España por esa fecha ya se ha puesto el punto y final a los festejos, en el resto de países mencionados dan el pistoletazo de salida a la época más mágica del año.

La razón: el calendario

Como bien hemos señalado en líneas anteriores, una de las principales diferencias a la hora de celebrar la Navidad entre católicos y ortodoxos es la fecha. Y es que, en lo referido a onomásticas religiosas, Occidente se rige por el calendario gregoriano, mientras que buena parte de los países del Este tales como Rusia, Grecia o Macedonia, en definitiva, los de credo ortodoxo, optaron por hacer suyo el calendario juliano, es decir, el que creara Julio César allá por la época del Imperio Romano.

Los países de origen ortodoxo se rigen por el calendario julianoLos países de origen ortodoxo se rigen por el calendario juliano

Se trata por lo tanto de una diferencia mínima, pero curiosa que modifica todo el ritual de celebraciones al que estamos acostumbrados. En este sentido, lo que para los católicos es la Nochebuena que se celebra el 24 de diciembre, para los ortodoxos este día tan significante en la religión cristiana se conmemora el 6 de enero, el día de la Epifanía del Señor, que precede al día grande: el 7 de enero, jornada durante la que, por ejemplo, el Patriarca de Rusia ofrece la liturgia desde uno de los monasterios del país.

Ahora bien, no fue hasta 1918 que Rusia adoptó el calendario gregoriano y, a pesar de ello, sigue manteniendo la tradición marcada por el calendario juliano en lo que se refiere a las festividades religiosas. Precisamente, es debido a esta mezcla de calendarios por lo que algunas de las fiestas se solapan y determinadas fechas de la Navidad ortodoxa se celebran hasta en dos ocasiones.

En 1918 Rusia adoptó el calendario gregoriano pero mantiene la tradición del julianoEn 1918 Rusia adoptó el calendario gregoriano pero mantiene la tradición del juliano

Por ejemplo, lo que para los católicos es el Año Nuevo, es decir, el 1 de enero, para los ortodoxos no lo sería hasta el 14 del mismo mes. Sin embargo, y tras haber asumido la guía de Occidente, son muchas las familias rusas que la noche del 31 de diciembre se unen en una festividad exclusivamente familiar para dar la bienvenida al año nuevo. De todas formas, tal decisión no quita el hecho de que, llegado el día 14, vuelvan a celebrar la llegada del año nuevo en lo que se denomina como "El Año Nuevo Viejo".

Duras restricciones de Adviento

Otra de las peculiaridades que caracterizan a la forma en la que se celebra la Navidad Ortodoxa es el estricto ayuno que se debe practicar durante 40 días. Se trata de una tradición que data del siglo XII y que en la actualidad lo realizan entre el 28 de noviembre y el 7 de enero los creyentes más acérrimos de la Iglesia Ortodoxa. A lo largo de estos días no se puede consumir ningún tipo de carne o lácteo, así como determinados días de la semana el aceite o el vino también están prohibidos.

Por el calendario no pueden consumir carne, lácteos, vino, aceite, ni ir a ninguna fiestaPor el calendario no pueden consumir carne, lácteos, vino, aceite, ni ir a ninguna fiesta

Sin embargo, el ayuno no se limita solo a la alimentación, sino que, a lo largo de estos 40 días de preparación para la Navidad, los ortodoxos más creyentes no pueden acudir a ningún tipo de fiesta o plan que sugiera diversión, además de que deben acudir con más asiduidad al templo para rezar y confesarse.

Lo cierto es que estricto ayuno resulta un tanto sorprendente si lo comparamos con la tradición católica en la que estos días están llenos de grandes comilonas y compromisos en los que la comida es la gran protagonista. Ahora bien, si te ha resultado sorprendente este ayuno, más lo hará saber que el mismo día de Nochebuena los ortodoxos no pueden comer nada hasta que, ya de noche, vean la primera estrella tras la liturgia para honrar así la que apareció en Belén.

El 6 de enero Papá Noel visita las casas de los más pequeñosEl 6 de enero Papá Noel visita las casas de los más pequeños

¿Cuáles son sus tradiciones?

Dejando a un lado las diferencias con respecto a las fechas de celebración, lo cierto es que la manera de disfrutar de la Navidad Ortodoxa es bastante parecida a la del resto del mundo. En este sentido, los más pequeños de la casa también reciben la visita de Papá Noel la noche previa a la Navidad, lo que en su caso ocurre el 6 de enero.

Sin embargo, en Rusia se le llama Santa Claus y su cometido no es solo el de repartir regalos a los niños, sino que también les obsequia con dulces. Resulta llamativo que, este viejo conocido no realiza tan importante tarea en solitario, sino que lo hace de la mano de una acompañante llamada Babuschka que, por otro lado, la tradición no acierta a identificar. Y es que hay quienes dicen de ella que es una niña y en cambio para otros se trata de una anciana.

En Grecia se celebra en el agua porque San Nicolás es el patrón de los marinerosEn Grecia se celebra en el agua porque San Nicolás es el patrón de los marineros

Ya hemos hablado de lo que supone y cómo se celebra la Navidad ortodoxa en Rusia, pero otros países con esta religión también tienen unas sorprendentes tradiciones que merece la pena destacar. Este es el caso de Grecia, donde un día tan especial es celebrado por muchos dentro del agua debido a que San Nicolás es el patrón de los marineros.

En el caso de Serbia lo más destacado es que allí cada familia quema durante la liturgia celebrada por la noche una rama de abeto que, bien por la mañana o en los días previos, se han encargado de recoger. Y si esto te ha resultado sorprendente, también lo hará una de las tradiciones más llamativas de Bulgaria donde, tras la cena de Nochebuena, la mesa no se recoge para ofrecer así la comida a los espíritus, tal y como se pensaba en la antigüedad.

En Bulgaria se deja la cena en la mea para alimentar a los espíritusEn Bulgaria se deja la cena en la mea para alimentar a los espíritus

Totalmente diferente es la forma que tienen de celebrarlo en Georgia, pues allí la población organiza un desfile durante el 7 de enero en la que numerosas personas acuden disfrazadas y vestidas con los trajes populares mientras se reparten caramelos y cantan villancicos. Si nos fijamos no hay mucha diferencia entre estos y la tradicional cabalgata que en la noche de los Reyes Magos se celebra en España.

Te puede interesar